20 may. 2010

Hermosa y hambrienta


En el 2009 , con el título de “Hungry”(Hambre) , la modelo  Crystal Renn contó su experiencia : el cómo llegó a tener un cuerpo de poco más de 40 kilos en su 1.75 cms.de estatura y habló de la dieta de  Coca Cola light, que se obligaba a mantener,en la obsesión por el cuerpo perfecto. Aquel que le demandaba la industria de la moda, en la cual Ella, con sólo 14 años, quería ser un éxito. Sin embargo, Crystal no se sentía feliz pues no llegaba a la ansiada talla cero. El cabello se le empezó a caer, enfermó y se odiaba a sí misma. Entonces, entró en terapia, ganó peso y parte de su “exorcismo” fue escribir este libro. Pasó de ser así:

A ser así :

Entonces, lejos de que la industria de la moda le cerrara las puertas, Crystal vio florecer su carrera y regresó a las pasarelas con fuerza. Desfiló para Jean Paul Gaultier, Elena Miró y otros diseñadores importantes y su historia dio la vuelta al mundo.


De pronto, la tendencia por cuidar la salud de las modelos y no preferirlas en los huesos se hizo sentir y es, en parte ,gracias a Ella .Por que la belleza de esta chica se ha visto favorecida con su aumento de medidas. Y si no crees, mírala aquí, como voluptuosa diosa griega (Mao Mag No.6). Ya quisiera Yo. Linda ¿verdad?


Lo que no puedo entender es esa manía de llamarla modelo “plus size” o de “talla grande”, cuando es una chica con un cuerpo normal (96-82-106) para su estatura. Es más, se dice que realmente lo que hacen los medios es redondear un poco más su figura. Cierto o no, lo que queda claro es que la chica barbie, ultra flaca, que solo come lechuga no es normal, ni saludable y mucho menos, agradable. No es lo que vemos en el día a día. ¿Porqué nos empeñamos en seguir creyendo que la única belleza es la que nos muestra las revistas? No sé , Yo salgo por la calle y veo chicas muy lindas. Morochas, altas, chatas, flacas gordas, castañas, pelinegras, con rollos, con llantas, sin rollos, etc. Y algunas me parecen preciosas, otras no tanto, pero esa es mi perspectiva.
Le damos a los medios el poder de decidir qué es, o no, bonito. Aquí lo declaro: Yo amo la moda pero soy consciente que es una industria y como tal, impone tendencias, usos y costumbres para vendernos una fantasía. Ya es bastante difícil intentar ser normal (y muchas veces no lograrlo) entre tantas personas locas.Eso de auto sabotear nuestra propia belleza creyendo el cuento de que hay que parecer modelo para ser aceptada en el mundo,ya no va. Compararnos con Ellas y sentir qué lejos estamos de tener sus brazos delgados, sus pancitas planas, esas caderas de niña y mirarte al espejo y odiarte, odiarte tanto hasta correr al baño para devolver todo lo que te comiste, no va. Y no sé si alguna vez te lo has planteado pero, en algún punto de mi vida, descubrí que había una débil línea entre una dañada autoestima y la bulimia y decidí que eso tampoco va.
Lo gracioso es que, nos sentimos mal por no lucir como personas enfermas, por no morir de hambre y hasta creemos que nada nos queda bien. Esto dice Crystal al respecto :"Es simplemente bizarro que ´normal´ es el nuevo sobrepeso.Hemos visto que mujeres súper escuálidas pueden ser tan infelices como la chica más gorda. Sabemos cuán horrible es obsesionarse con cada caloría. Hemos optado simplemente por no volvernos locas".Ahora, mira de nuevo y aprende que tener curvas es bello. Jojolete.


Y no dejes de mirar

Acá , posando para Vogue
No te pierdas esta en bikini
Ojo, que no digo que es genial engordar y engordar hasta que solamente te quede una carpa como vestido. Ahora no te vayas y te empujes tu tacu- tacu, con tu huevo frito y lomo saltado para que empieces a lucir como la Renn. Tampoco, tampoco. Pero los extremos son malos, ya lo sabes.Es una cuestión de salud el cuidar lo que comes, pero eso no implica que te mates por ser lo que no eres. El espejo no miente y si por alguna razón, hoy no te gustó lo que viste, vuelve a mirar bien y encuentra a la reina, la top de tops, la regia que eres Tú. Porque, después de todo, si Crystal pudo encontrarla ¿Por qué Tú no?

Ojalá pueda conseguir este libro. Sé que a muchos les puede parecer tonto leer este tipo de literatura, pero Yo creo que sí hay mucho que aprender de esta experiencia. No será Nietzche, ni Proust, pero hay mucha vida en este testimonio.De chica leí algunos de esos libros juveniles, tipo Sara T. o Pregúntale a Alicia y creo que, lejos de hacerme daño, me ayudaron a tener un panorama más claro de lo que Yo quería para mi.  Hoy que veo tanta chibola en los huesos, me gustaría que mis hijas o mis sobrinas pudieran leer algo como "Hungry". Te dejo con un par de fotos más de la Renn y dos citas interesantes.
"Estoy peleando por algo.Creo que la moda puede ser un lugar donde exista la diversidad. Esto no va a suceder de la noche a la mañana, pero ¿Tú lo deseas?"

“Soy una mujer con curvas y eso no se puede obviar. Las chicas tienen que ser capaces de mirarme y pensar ‘Es guapa. Yo podría ser como ella’”.

2 comentarios:

Guadalupe dijo...

puki! estas fotos traen a mi memoria la imagen de una pasarela con chicas desfilando, chicas que parecian que se iban a desarmar en cualquier momento de lo flacas que estaban, hasta la ropita se les resbalaba, entonces me pregunté: como pueden atraer para vender ropa? o siquiera que les guste? porque digo yo, la ropa no se luce cuando una no tiene curvas, ne? o si no, pregunten a un amigo, un papá, un hermano, si les gusta una una chica que se le puede desarmar en un abrazo... XoP
puki! Lupis

China Toon dijo...

Yo creo que es lindo ser flaca, gorda, con rollos o nadadora (na'por aquí, na`por aca)siempre que te sientas felíz y no te hagas daño. El amor hacia los demás empieza por el amor a uno mismo, mi Lu. Es de nervios ver los huesitos de las modelos, pero , parece que la tendencia está cambiando para mejor.Gracias por pasar por aquí,besos.