18 sept. 2010

Ah!! El periodo, el periodo...el SPM y la TH, también!

Cuando era pequeña y jugaba con mis muñecas a los “departamentos” y a los “trabajos”, juego en el cual todas ellas eran chicas liberadas que compartían el depa y tenían muchos novios (veía mucho “Angeles de Charlie” :D), nunca se me ocurrió que podían tener hijos o casarse. De repente, y sin darme cuenta, esto era la  proyección de lo que Yo pensaba sería mi vida: un completo divorcio con las tradiciones y las buenas costumbres. A decir verdad, soy hija de la liberación sexual, nacida en los setentas, post Woodstock y, aunque mi madre querida  ostente el título de hija de Jesús (entre muchos otros que hacen hincapié en su nobleza y blasón) y sea más religiosa que Rosario y su vino, como el viejo chiste del cura, pues Yo no he compartido esas ideas de represión y silencio con las que hemos crecido en esa familia medio Peluche con matices de Tercer Reich, como fue la mía. Jamás se hablaba de sexo. Eso era malo, cochino, tchú! Y las señoritas llegan vírgenes al matrimonio o si no, no pueden usar el vestido blanco con dignidad, hijita. ¡Como si todos los hombres, en contrapartida, fueran San José! Y  claro, llegar vestidos de negro frac no es por lo malos que son, no, aquí es cuestión de elegancia. Con todas estas ideas, flotando en el aire, digo, otra menos rebelde que Yo estaría lamentando todas las experiencias no vividas, porque como entenderás, en este tema, como en muchos otros, me fui por la tangente. Siempre he sido la niña del porqué, la típica preguntona odiosa que incomoda a su mamá delante de sus amigas porque no le gustaba el rosado (menos el pale pink, tan de moda hoy y que ahora sí me encanta), porque no le gustaba el blanco (de hecho, hasta me casé de azul por civil y hubiera sido lo mismo por el religioso, pero se me torció el destino, muy a lo Carrie Bradshaw), porque los payasos le parecían tontos (perdona, Popy, ese era mi lado B) o porque simplemente no le gustaba más usar vestidos con volantes. Si ya sólo faltaba llamarme Federica y que mi madre me diga: “¿Porqué no eres una niña norrrmaaaaaal?”
Así y con tabúes y todo, es de suponer que el día de mi primera menstruación no sería nada memorable. Recuerdo que de eso me hablaron en el colegio, pero mi mamá jamás. Solamente se limitó a darme unos paños para pasar piola con el asunto y la recomendación de que sería mejor que ese día no me bañara, porque claro, en sus épocas se creía que si te bañas se te corta el asunto, o te puede doler la barriga o  te pueden dar cólicos, o te puede puedes volver estéril (cual terreno agrícola) o ”n” cosas…pero gracias a que en el siglo veinte a las mujeres ya se nos enseñaba a leer, me pude sacudir todas estas ideas cavernarias. Aunque te rías de mi, todo lo que Yo debía saber sobre el tema lo leí a los 9 años en una revista Cosmopolitan (y luego porqué algunas le llaman la Biblia, já!) o tal vez en Vanidades, además de un libro del cuerpo humano que circulaban por nuestra casa. No tengo idea de cómo, pero es del tipo de cosas que solían pasar en mi contradictoria familia: siempre hubo a nuestro alcance todo tipo de información sobre aquello que se supone no debíamos ser informados y no creo que haya sido calculado por el Estado Mayor, léase papá y mamá. En fin, tampoco es que haya sido muy didáctico el asunto, pero sí aconsejaba el “aseo personal” y descartaba muerte, tumoración o verrugas por ello, jeje…Decía pues, que la primera menstruación no tenía por qué ser memorable, salvo por un pequeño detalle: pese a que mi mamá guardaba extremo mutismo sobre el asunto,  la tía M se encargó de propalar  la noticia…en eso sí me siento agradecida con mi madre que si bien no hablaba del tema, tampoco me abochornaba con publicidad no requerida, pero esta mujer no sé cómo miércoles se enteró y lo publicó en la siguiente reunión familiar. Es posible que ya nadie lo recuerde (caracas, no en vano han pasado más de 20 años, upssss!) pero igual, Yo morí del roche.

 Me sentí en medio de esas tribus africanas de nombre extraño, como si exhibieran mi calzón manchado ante tooooda la familia  y  me llevaran en procesión. Luego matarían una gallina para marcar el inicio de la pubertad y  me ofrecerían al mejor postor, qué se Yo, a cambio de unos pericos coloridos o de una penthouse choza, para el Gran Jefe y su consorte. Así de escandaloso fue el tema. Yo que había pensado que toooodo debía ser normal y discreto, pero no. Llegó la reina de la libertad sexual, la recontra openmind de la familia, la que educaba a sus hijos taaaan bien.  Esa, esa llegó y me hizo pasar el roche de mi vida a los 10 años. Dime si no tienes una tía …M, en tu familia…. En todas hay! Son un mal expandible las tías de esas que se creen muy modernas, muy francas, que puede hablarlo todo y que con sus actitudes cortan cualquier canal de posible confianza que creyeron podían entablar contigo, pero, pero, pero…no pues, respetando la privacidad y la intimidad de las personas, primero! Tía M…por cosas así, Tú hablas español y Yo hablo chino.
Pero como si tener una tía M (o de “M”, Tú dirás) no fuera suficiente, además, de por vida ¿Por qué sufrimos tanto con EL anunciante? ¿Quién? El SPM, pues! El Síndrome pre menstrual. Ese que, mes a mes, se le da por ponerte sensible, llorona, malhumorada, melancólica, te baja la presión, te la sube, pa’ arriba, pa’ abajo, te duelen los huesos, la cabeza te estalla, te sale ese grano en la punta de tu nariz y así, mil cosas diferentes porque cada una de nosotras es la más original para tener el suyo. A mí se me da por temporadas, ¿qué te crees? Es algo que bien puedo ni notar cómo, de pronto, arranco con pensar en la fuga del loro de mi prima y me da haaaaarta pena y lloro poque creo que a mí también me pasará un día, eso: sentirme tan sola como la pobre ave, loquearme e irme volando en el siguiente temblor. Que así le pasó a Poggi, el lorito de mi prima Luna, cuando el terremoto del 2007. En serio, se friqueó tanto el pobre, que en una réplica, no resistió más y se pintó de colores por la ventana de la cocina. Mesmamente que sí. Pero bueno, es en serio que me pongo a ver todo muy triste y negativo ante la inminente llegada de la ruler, aunque al decir de muchas, me la llevo fácil porque las hay que hasta se desmayan. Una vez, escuché en la radio a un doctor decir que, esto es porque el cuerpo crea como una especie de rechazo al tema, debido a que a la persona nunca se le habló con normalidad sobre eso, pero no lo creo. De ser así, a mi me debería dar la garrotera del Chavo ¿Tú crees?
Supongo que los hombres sí sabrán de lo que hablo, o al menos eso creen, ya que se dan el lujo de decirnos, cuando renegamos por cualquier cosa, “Oye, ¿estás con tu mes???” Claro, como a Ellos no les viene la vaina…aunque el otro día escuché a un compañero de mi chamba justificar un mal rato así “ Sorry. Estoy en mis días.” Saaaaaaaau…bien por ti. Pero todo eso nos sucede previamente a la llegada de la regla (el periodo, la comadre,el señor Rojas, o como sea que le llames) y aunque gran verdad es que se te inflaman los pechereques, misma Larissa Riquelme pero sin el celular, también es cierto que te duelen y así no los puedes querer ni para exhibición. No es agradable pues, y lo mejor sería no sentir nada, aunque sea algo normal y natural, algo sin lo cual no podríamos ni pensar en ser madres. Clarines, el cuerpo se deshace de aquello que no utilizó (digo, porqué no podemos hacer esto con ciertas personas?) y lo hace así, de esa manera medio "explosiva". Felízmente, para estas situaciones, hoy en día tenemos algunas ayudas del tipo Postdan RD (porqué “RD” ¿Recontra Dura?) o para las descontroladas como Yo (que para cálculos, la compu y nada más), la píldora anticonceptiva es genial porque ya sabes cuándo y cómo viene, sin dolor y todo es felicidad porque tomas tus precauciones (aunque ahora estoy en un período de limpia y he vuelto a la incertidumbre total) . Los tecitos de orégano, de muña y de manzanilla también valen y no te digo más porque ya me sentí abuela entre tanto vegetal.
Pero si hay algo con lo cual podemos, nosotras las mujeres, sentirnos realiviadas es con la máxima creación del mundo moderno: las Toallas Higiénicas (TH para tí y para mi, ¿ya?). Nadie les da su lugar y son tan importantes! Porque, imagina lo que harías si no existieran. ¿Ya pensaste que andarías con tremendo trapazo en la entrepierna y todos pensarían que no eres Sor Rita sino Sorpresa? ¡Las aureolas que tendrían tus pantalones! Claro, tal vez nos haríamos de algunas anécdotas, como aquella de la gran Hypatia de Alejandría, quien para despreciar a un admirador que no era de su gusto, le dio su”trapo femenino” y chau, tal cual dice la antigua enciclopedia Suda. Cochina pero efectiva. Porque anécdotas con la toallita todas tenemos, a ver ¿Porqué no Hypatia? Recuerdo que cuando estas canallas todavía no tenían alas, sólo un par de líneas con pegamento, me pasó que estando Yo con buzo y luego de mi clase de Educación Física, no sé cómo, la maldita resultó en medio de mi espalda. Para luego caer de mi polito blanco e inmaculado (el polo, nada más) en medio del patio de secundaria de mi colegio … la recogí y salí corriendo hacia el baño, roja como mi libreta de notas, antes de ver a alguien o de que alguien me vea. El orden es lo de menos. También recuerdo una maldad que le hicimos a un niño de mi clase. Digo, es que los hombres son tan asquientos y vergonzosos con estas cosas tan normales, que a este le quisimos dar una lección. Llevamos una TH, la pintamos con plumón rojo y se la metimos en la mochila. Pobre Chamo (así le decíamos de cariño) casi muere del asco. Se puso verde olivo y los ojos desaparecieron de su cara. Desde ahí ya no fue el Chamo a secas, sino el Chamo Menstruador.
Buscando en la Red a quien atribuirle la paternidad de las TH, para hacerle un justo homenaje en este post, me di con la sorpresa de que Kimberly Clark, Johnson y Kotex se la andan peleando, así que prefiero la versión que cuenta que durante la Primera Guerra Mundial, unos investigadores médicos inventaron un algodón extra absorbente para atender a los soldados heridos y las enfermeras de los hospitales tuvieron la genial idea de usarlo durante sus periodos y les funcionó mejor que cualquiera de sus predecesoras. Tenía que ser una mujer. Apuesto que a ninguno de los “genios” se les ocurrió preguntar. Después y por tabúes que ya conocemos, su uso y popularidad se hizo lento, hasta el boom de los años 70, donde no sólo se pusieron de moda, sino que además ,les nació un hermanito enano y flaquito : el tampón. Pero acá sí que tengo mis reparos porque me parece súper invasivo eso de tener la quetejedi todo el día ocupada. Con las disculpas del caso, para las sensibles, pero Yo soy una señora, joven, pero señora al fin y las cosas como son. ¡Qué joda tan molesta! Pero no voy a negar su practicidad para los días de playa, o las noches de discoteca. Con conocimiento de causa, te digo: no quiero que cuando me revuelque una ola (lo cual me ocurre siempre, porque no sé nadar y luego me terminan sacando como bolsa de té filtrante) se me vea toda la cuestión y a ver, también, si encuentras un baño en el cual puedas hacer el cambio ur-gen-te porque la que traes, ya no te aguanta. Que ni Tú eres Moisés y tampoco estamos en el Mar Rojo. Don Tampón tiene mi bendición para estos casos. Pero volviendo a la TH, Yo me quedo con las ultradelgaditas y con alas (para que ya no me pase lo del colegio, rocheeee), cubierta de algodón y sin perfume, porque tuvimos una compañera de trabajo que las usaba y ya imaginarás que no necesitaba del SPM para que sepamos que andaba con la cuestión.
Y para que veas lo que es el mundo y Yo soy de una simpleza extraordinaria en mis gustos toalliles,  porque la oferta en el mercado te propone desde ecológicos y reutilizables (anda y lava tu pañito, no más) hasta con diseños étinicos y de Pikachú. ¿Te imaginas tener ahí al pokemón? No jodan, eso es demasiado, pero me imagino que con el tiempo y con la demanda y monería, dentro de poco habrán hasta de los Jonas Brothers. Para muestra, un botón...ecológico y todo.
La pikachú






 

33 comentarios:

Carmen dijo...

jajajajajaja, hay amiga me has hecho reir muchisimo, hasta el momento que te escribo esto no paro de hacerlo!!. Si tengo una tia "M"como todas, y tmb me ha hecho pasar roche en algunas oportunidades pero no con este tema, de hecho a la primera persona q se lo conte fue a mi papá, fue cuando tenia 13 años,y era a el, a quien le pedia me comprara las benditas TH, anunciandole q la "Comadre" me habia visitado jajaja esas epocas ahh!!! con lo del tampon, paso no estoy para esas cosas invasibas en mi cuerpito sacrosanto jaja, y lo del grano en la nariz,diste justo en el clavo, creo q ese ejemplo lo diste pensando en mi, amiga malaaaaa, pues el bendito grano no tiene un mejor lugar donde salir q en la punta de mi nariz misma bruja e inevitable q no se den cuenta jajaja.besos.Eres maravillosa amiga!!!!!

China Toon dijo...

Car, el grano del mal me sale a mí tambiéeeeen!!!! jajajajaa y a veces me sale en el sitio menos esperado, el muy maldito.
Ay, pero sí imaginé que podría ser tu papá quien aplicara compra de toallas,eso porque era tu mejor amigo, no? En ese sentido, nadie me compraba nada, Yo solita tenía que ir a la tienda, pero normal, no me daba roche, en serio...después de tanto roche familiar, ya nada me tumba, jajajaja...gracias por lo de maravillosa, me sonrojo...
Besos para la familia, ashá en la Argentina!!!! Y uno gordo y grande para ti...I miss U

Lulux dijo...

Me has hehco reir!!!!!!!!! sobre todo la anécdota del chamo! ☺☺☺
Yo no tengo una tía M uff! porque mi family fue siempre una familia nuclear (plop) nada, solo papá, mamá y hermanos, ni abuelos ni tíos ni primos ... hm.
Para mí si fue memorable ese día porque pensé que estaba enferma sólo tenía 10 años ( bueno casi 11) mi mamá me explicó todo y me advirtió que tuviera cuidado porque ya podía ser mamá también me contó la historia de una niña madre de 9 años en no sé que parte del Perú y por consiguiente me hablo del abuso sexual. Ella también creía lo de no bañarse y no lavarse el cabello durante el período (paffff) pero como siempre he sido un tanto tomboy pues igual me bañaba y lavaba mi cabello y luego me tiraba a la cama del dolor hasta que descubrí ( y me permitieron tomar) las benditas pastillas.
Esas toallitas de pikachú no las había visto nunca ☺☺☺


Besitos
☺☺☺

Pandex dijo...

xD! Ai China tún te pasas hahahah yo tambien tenia mis tias q curiosas querian saber si me vino y una vez q me vino, porque tardía resulté yo,el chisme se propago y no tardaron en llegar las toallas higienicas de regalo (las primeras), los estuchitos para esconderlas etc. Porque una señorita NUNCA saldría con la toalla higienica en la mano, con el riesgo q los varones la vean.

A mi me llego todo eso y cuando alguno me la veia en la mano y trataban d hacer un chiste vergonzoso, les decia q cuidado q los mancho hahahahaha ahora tengo unas amigas mas cucufatas aun q aun en los ultimos anhos d la universidad, se pasaban las TH como si fueran pases d droga hahah y cuando les decia, deseas una toalla higiénica? ellas pudorosas y virginales se molestaban y me pedian discrecion...ojo q yo no lo gritaba, la ultima vez les dije, carajo par de viejas, en que siglo nacieron uds?

Lo q si odio son las "suposiciones" masculinas: "hay si, estas asi porque estas cn la ruler, con razon" da colera no?

Recuerdo q yo creci en el tiempo en el que las toallas higiénicas aun eran llamadas MIMOSAS...

Saludos China tún :D a ver cuando te das una vueltita x mi blog, he actualizado!

China Toon dijo...

Lulux , fíjate que Yo he crecido entre puras mujeres. Entre las primas y los primos, pues las mujeres somos más (2 x 1)y ya te imaginas lo haralaquientas que se ponen, jajajaja, pero lo de la tía sí es un caso de los feos...porque mis otras tías no son así. Igual, mi círculo familiar es bien pequeño. Mis primas son las hermanas que nos faltaban tener.
Creo que nos ahorraríamos muchos sinsabores si las cosas nos las explicaran tal como son, sin aspavientos.Alucina que las hijas de la tía M, que son de mi edad, me andaban preguntando si ya me vino. Creo que esperanban la ruleta con ansiedad porque pensaban que ya serían señoritas, cosa que era lo último en lo que Yo pensaba.
Besito, amiga.

China Toon dijo...

jajajaja, Pandex , qué buena!!! Cuidado que los mancho!!! Pero Yo nunca entendí ese tipo de ascos y los pudores ¿no es normal acaso que te venga la regla? lo anormal sería que no, cierto? peeeeero las mujeres para hacerse las del angosto sí que son únicas.
Los hombres asumen que somos unas histéricas,por esto...caracas, pero quiero ver cuando les duele la panza y no tienen quién les prepare un té. Pero bueno, creo que no son todos los que asumen eso, felízmente, que si nooooo.....yuca, pa' ellos!
Ay, las mimosas!!! claroooo, si hasta ahora para reírnos un poco decimos esa palabra!!!
Ya mismo me paso por el blog, Pandex. Mil besos

Galletita de Jengibre dijo...

Hola decidi pasarme por aca y creo que tendre para rato, "Como si todos los hombres, en contrapartida, fueran San José! "
Es la verdad mas grande del mundo, me encanto la frase, y sobre las tias es verdad siempre hay una la mas cucufata y la ultra "moderna".
Antes cuando me veia mi ruler era sencillo no me dolia nada y todo felicida salia hacer deporte con mi ultradelgada TH, Pero han pasado los años y ahora me duele todo (no tanto como las que se desmayan) y se me inflan las bubbies y yo me siento rara porque soy media plana en ese sentido.. xD Y eso de las TH con dibujos que gracioso no lo habia visto, pero me imagine la de los J.Brothers jajaja que horrible final tendran XD, Me encanto tu blog, un beso.
Ana Sofía

China Toon dijo...

Qué emocionante que Galletita de Jengibre me visite!!! Gracias, Ana Sofía, tu blog es un encanto y está muy lleno de color. Yo quisiera estar en tus zapatos, eh? y poder hacer todas esas cosas tan bonitas. Te he dejado un mensajito, ya me irás contando un poquito de lo que haces, vale?
Parte de ser mujer creo que es tener que bancarse tooodos los cambios hormonales con aplomo, pero a veces, ciertos comentarios y actitudes de la gente pues hacen que se despierte mi "cabrona interior"...ah! eso es motivo de otro post! jajajaja.
Yo digo, hasta que no me hable la bendita TH, creo que no puedo decir que he visto de todo en mi vida.
Otro beso para ti!

Galletita de Jengibre dijo...

:D, pero tu tienes el don de escribir, ya quisiera yo escribir una hoja decente y coherente jajajaja, lei el mensajito asi que si te gusta algo me dices y te lo hago, justo hoy me encontre con Antara y le di su pedido del pan de molde y la hello kitty!, hago mas cositas trato de darme tiempo porque me encanta es la manera en la me desestreso.

Si pues no es por nada pero ser mujer es mas sacrificado, la ruler, el embarazo... Pero siempre firmes!, un beso! y el gusto ha sido mio!

Ana Sofía

ana dijo...

jajajajaja noooo no quiero a Pokemón ahí jaja pues a mi me pasó parecido a tí nadie me hablo nunca de eso y cuando llegó mi mamá me sorprendió con un pastel y se lo dijo a mi papá y yo me moriiiiaaa de la vergüenza! y juré que a mis hijas jamás les voy a hacer un pastel por eso jaja pero adoro a mi mamá y creo que lo único que trataba era de hacerme pasar el rato más agradable... en fin... que yo opino lo mismo de los anticonceptivos son lo máximo porque sabes que día te toca el SPM y el periodo y ya nomás te preparas un poco antes para aguantar los cólicos y el mal humor... jajaja me reí mucho chinita!!!

China Toon dijo...

Ay, Ana Sofía, qué lindo lo que me escribes. Gracias, de verdad. Paso por tu blog más tarde para ver mis encargos.Mil besos!!

China Toon dijo...

Anita!! Pero ese día ua se siente recotra extraña...si Yo me acuerdo y me da cosa, pero qué linda tu mamá y que rochosa con el pastel, jijiji...pero es como dices, lo hacen para que no te sientas mal.En mi caso, creo que a mi mami le parecía tan feo eso, que no dijo ni mú. Pero ya ves que no necesité contratar publicidad por esa tía M que tengo.
La píldora es genial, sí. Lo único malo es que una engorda, bueno no creo que te haya pasado, porque estás regia, amiga, pero a mi sí. Bueno por una parte, ya que era una Oliva, pero malo para mi ego porque no soy Beyoncé, jajaja
Besos mil, Anita!!!

S. dijo...

Me reí DE-MA-SIA-DO jajajaja, exactamente lo que sentimos todas. Yo sufrí mal en mis primeros años con la ruler hasta que me recetaron las pastillitas anticonceptivas, felizmente las que tomo ahora no me engordan :D es cuestión de que el cuerpo se lleve bien con la pastilla.

Yo recuerdo que me emocioné cuando me dio porque creo que fui la última de mi salón a la que le dio, tenía 13 años, fui una tonta ilusa ¬¬ de saber que fastidia todos los meses me hubiera quedado como una niña, jajajaja.

besos,

Princesa Nadie dijo...

Gracias por tus visitas
Recibirte es un placer y leerte también ,eres ingeniosa y original
Un abrazo

ѕocιaѕ dijo...

Me recrdaste mucho a mi mamá, fijate que a ella la crio su abuela, y era de las Sras a la antingua, tanto que no era ni permitirle que trajera blusas sin manga, no podía tener novio, si llegaban a venir los galanes los corria a pedradas.. dice ella que era todo un caso el si quiera pensar en abordar temas de sexo, en si nunca lo hizo, que fue aprendiendo en la escuela por medio de unas amigas que contaban sus experiencias, en si crecio en un mundo lleno de "no digas/hagas/ni pienses tal o cual cosa".

Ahora todo es diferente ella misma lo dice, los hijos venimos bien preguntones, y los padres vienen acostumbrados a responder las cuestiones, mejor ser ellos a que los hijos busquen información erronea y de manera no muy buena.
Yo soy de las chicas que sabe no necesita hacer un tramite para poder compartir mi vida con alguien más, y mi mamá en ese aspecto si la veo que no esta muy de acuerdo, pero también se trata de abrir las expectativas a muchas cosas más, de saber qué quieres y sobre todo con que te sientas bien contigo misma.

Sobre las cosas de cada mes, igual dice la pobre que se llevo un tremendo susto, que incluso no hablo de eso por miedo a que la regañaran por haberse "caido", así que comprendi mucho tu post y lo relacione con mi mamá jajaja, pobre a ver si no se entera que ya la evidencie =P

saludos amiga

China Toon dijo...

Nooo, S. querida, Yo casi me muero cuando, ya de grandota, no me vino la cuestión!!! No me imaginaba con un baby, así que le tengo respeto a la ruler, jajaja...¿cómo encontrar las pastillas perfectas? Hasta hoy no le atino y paso hambre...vanidad, tienes nombre de mujer!!! ´Gracias por comentar, S.
Un abrazote!!

China Toon dijo...

Princesa, qué roche contigo que eres un hada de espíritu delicado y Yo soy como un duende a tu lado. Honradísima por la deferencia hacia mi humilde persona. Yo amo tu blog.
Besote!

China Toon dijo...

Mi socia, gracias por compartir tu historia. Eso de que te recuerdo a tu mamá, jajajaja...maleadaaaaa, si soy una nenaaaaa!!! No en serio,entiendo perfectamente a qué te refieres. Creo que debo ser de las pocas a las que su mamá no le habló de nada, nada, ya sabes, es parte de una cadena porque la abuela tampoco tenía una educación completa, igualito que todas las mujeres en ésa época.
Ahora es otra cosa. Todas las niñas te hablan de vaginas y penes sin miedo y sin aspavientos y eso está bien.
Un beso,pa' tí y pa' tí
:D

Raptor Plateado dijo...

creo que este post es mas femenino pero cualquier cosa que decidan las apoyaré!! jajaja lo mismo le digo a mi damita cuando no se que contestarle!! siempre tiene la razon

China Toon dijo...

Pero ,Raptor Plateado puedes opinar. Digo si tienes hermanas ¿nunca te enviaron a comprar las toallitas?¿qué onda? jajajaja...gracias por el "apoyo" eh? Tu Damita es una suertuda contigo.
Beso!

Eva Magallanes dijo...

Me he devorado tu post, me he divertido y he revivido el drama de la menstrua mensual y me he vuelto a alegrar de haberme sacado el útero ya que desde ese instante me cambió la existencia: no más hinchazón, no más depre sin causa, no mas contracciones horribles. Yo no tenía la ruler, la padecía, bueno, por algo llegó el momento de extirparme el famoso órgano que, por lo demás ya había albergado a tres vidas maravillosas. Yo, prefería el tampón, sin duda. Y me alegro que la naturaleza te halla dotado de otro chip y no hayas sido presa del Estado Mayor y de la tía de M.
De mi primera mentruación recuerdo que mi papá llegó con flores y mi mamá me trato como reina todos esos primeros días.
Un besote grandote y muchas gracias por tus lindas palabras en mi blog!

China Toon dijo...

Eva, Eva, gracias por lo que me escribes. Soy una gran admiradora de las mujeres pensantes y sesibles como Tú. Es más, Yo me rindo totalmente al embrujo de tu blog, a todo lo que sabes y compartes.
Me encanta que compartas tu experiencia en esta entrada y nos cuentes lo que viene después. Nuestro cuerpo es tan fascinante! Yo no puedo creer hasta hoy, cómo es que se le ocurrió a Dios desarrollar la vida en un espacio tan pequeñito. Y luego madurar y cambiar, es algo para lo cual deberíamos estar más preparadas, no crees? Es parte de la vida, finalmente y en todas las etapas Yo siento que somos especiales y únicas.
un beso bien grande, Eva y apenas cierro todo en mi chamba, me voy en busca de la Violeta ausente.

Raptor Plateado dijo...

China.. estraño tus post y tus comentarios.... cuando china cuando!!! jaja slaudos buen fin de semana!!!

China Toon dijo...

Hola, Rap! Vuelvo con fuerza el fi de, jajajaja...estoy en plena auditoría externa y con harta chamba. Apenas me puedo dar una vuelta por sus blogs, pero este fin de me recargo, me recargo, jajajaja
Un beso!

socias dijo...

jajaja exacto, yo por ejemplo pese a que mi mamá por el hecho de saber que hace falta que mejor en tu casa te hablen de estas cosas pues tengo la pena y nomás no le pregunto o cuento, hasta que ya de plano me veo en la necesidad XD

pero imaginate que no hubiera roto la cadenita esa?, en este momento gracias a tu post estaría entendiendo lo que me pasa cada mes jajajajaja y eso que el día que me paso andaba bien asustada y aún no me hago a la idea =P

abrazotes para ti también..

Tani dijo...

Aaaay Rosy, por qué no eres una blogger normaaaal???? jajaja. Mejor que no eres "normal", amiga, sino super divertida, ingeniosa y amena.

Yo recuerdo mi primera menstruación (a los 13) porque cayó en una fecha célebre:16 de septiembre, día de a independencia, jajaja. Y bueno, yo sí sabía de que iba el asunto porque me madre me contró desde que tenía yo como 8 años. Y eso fue porque ella de peque creció sin mamá, así que cuando empezó a menstruar a los 9 años (muy chiquita, sí) estaba en una fiesta, pensó que se había lastimado, se fue a casa, se limpió y tenía miedo de decirle a su papá y que la fuese a regañar por descuidada. Así las cosas nadie le dijo de qué se trataba, mi abuelo le dio unos trapitos para ponerse y ya. La explicación se la dió una tía unos días despues. Que mala onda, no?

Quiero mi TH de Pucca, ahora !!!

Muaack, besos y buen fin de semana, amiga linda

Tani dijo...

Ah, olvidaba comentarte que a mi tambien me sale el grano de la muerte cada mes, además una semana antes de menstruar me pongo de muy mal humor, todo me enoja y puedo asesinar; y la semana de la mestruación me pong hiper sensible, vamos, puedo llorar hasta porque las nubes me parecen hermosas. Eso sí, debo confesar que estos cambio de humor son recientes, digamos de unos 2 años a la fecha, antes no me pasaba nadita de nada

Más muaacks

* El tropicólogo * dijo...

Wow! Bueno en mi casa tampoco se hablaba de sexo. O sea mis padres no me hablaban de eso, son muy conservadores (o al menos mostraban esa faceta) pero desde los 10 u 11 años mi tío sí y fue más que nada por él que aprendí. O weno, a ser sinceros aprendía cuando él me dejaba solo en casa y me metía a su cuarto donde él tenía una caja llena de revistas "para adultos" xD Recuerdo que en esa época me parecía algo super fuerte y años después recordando eso me sorprende la inocencia que tuve hace "solo" algo más de una década...

A los hombres no nos viene el período pero en la preadolescencia tenemos las llamadas "poluciones nocturnas" (nunca me gustó ese nombre porque "polución" se asocia a contaminación y se supone que eso mas bien es la evidencia de que ya estás apto para dar vida). Recuerdo que desperté algunas veces con mi pijama sucio por eso y me daba verguenza. Sí sabía de qué se trataba pero me daba palta que mi madre lo viera, así que inmediatamente la lavaba.

En fin, son cosas que todo ser humano pasa :D Esa toalla de Pikachú esteeé, sin comentarios xD

Saludooos! :D

† David der Nacht † dijo...

En mi casa no se habla de sexo pero siempre mi papá dice "Protéjanse". No es ni liberal ni conservador.

Casarse de blanco pureza? pues para mi esas son antigüedades y pensamientos que torturan la conciencia de las jóvenes del día de hoy. Muchas se casan a los 30's y llegar virgo a esa edad pues no creo que sean muchas.

TH, uno de los mejores inventos desde el inodoro pero de Pikachu!? Hablamos!

Saludos

China Toon dijo...

* Socias! Bien por las cadenas rotas. Aunque he pensado hablar con mis hijas sobre el tema sin tapujos (si acaso llego tenerlas), no sé cómo haría para hablar con mis hijos de los sueños húmedos, jejeje...en serio, pero bueno, tampoco me puedo hacer la tercia y aparentar que no sé nada. Estaría volviendo atrás y no se vale.
Un beso!

China Toon dijo...

Tani, preciosa: Así que día de la independencia? No pudo ser más oportuna la vaina, jajaja...pero qué linda tu mamá para hablarte con total normalidad del asunto, como debe ser. Confirmo que nada tiene que ver el que te hablen o no para sentirse hecha mier...
Quieres toalla de Pucca? jajaja.
Yo no,ni Pucca, ni Pokemones y menos Hello Kitty , como me dijo una amiga!!! Poooobrecitas!!

Besos queridísima!

China Toon dijo...

Tropicólogo: de acuerdo contigo...eso de poluciones, agg, noooo, suena a algo sucio y para nada lo es. Aunque me llama la atención totalmente los cambios por los cuáles pasan Uds....no iaginé que fuera tan incómodo, nunca como estar con la comadre, pero de todas mangas, roche que te vea tu mamá. Pero ya ves que es todo un tema eso de la sangre. La gente se hace unos rollos! Impuras, nos llamaban en la antiguedad, jaja
En cuanto al Pikachú, no way, ni loca va en la entrepierna, pobreeee.
Un abrazo,

China Toon dijo...

DdN: Chévere tenerte por acá!
Por lo que he visto y escuchado, a pesar que los padres son cada vez más jóvenes que los míos, nada de hablar las cosas como son, verdad? Pero eso de que te induzcan a la protección es algo, pero no lo es todo.
La virginidad es una cosa de respetarse, pero nunca he creído que una valga más o menos por esta decisión.
Y el Pikachú, en la TV no más.
Un abrazo!