15 jul. 2010

Vampiro, ven conmigo

Yo confieso, ante mis contadas “blog-leyentes”, que he pecado mucho, de pensamiento, palabra, no tanto en obra , pero quizá cometo omisión, leyendo y viendo la saga de “Crepúsculo”. Todo por mi perrísima culpa, nadie me obligó. Yo, que la única saga que seguía era la que apellida Falabella. Aquella de las ofertas 2x1, esa que esquilma mi tarjeta y atropella mis ingresos mensuales (porque créase o no, tengo un trabajo, 8 horas, de L a V, XD) Yo, Yo!! …drama aparte, es verdad.
Curiosa lectora que soy, en mis periplos por Crisol, Zeta, Época y Quilca en busca de novedades que alimenten mi espíritu y alboroten más mi imaginación, siempre se me cruzaba la Stefanie Meyer y Yo me seguía de frente. Hasta en Wong, haciendo mis compras, buscando por ejemplo esas pastillas aromáticas o mi Glade Toque, tan necesarios para mi baño, allí, al ladito de la escalera, zás! Stefanie Meyer. Comprando mi fruta en el mercadito de Elio, al costadito de donde arreglan las lucecitas de Navidad, exactamente donde el señor que me cambia los dólares, zás! Stefanie Meyer. Y bueno, ya que, por esas épocas (febrero 2009, para ser exacta) tooodo el mundo hablaba de la famosísima historia de vampiros adolescentes, compré para estar enterada (chisme literario) y de sopetón, los 4 libros en edición pirata ( la señora Meyer no se ve afectada en sus millones con mi delictiva acción) porque tenía mis dudas. Tengo que aclarar que siento especial fascinación visual por los vampiros. Me veo todas las películas que encuentro acerca de ellos. Es más, en mi colección de DVD hay una sección “colmillos” surtidita. Y sí, está “Crepúsculo” porque no la vi en el cine y ahora al ladito de “Déjame entrar” (un peliculón). También he leído “Drácula” de Bram Stoker, como no, y no pude evitar pensar en la triste realidad de Vlad Dracul, vampiro y alguna vez hombre, condenado a ser lo que es, pero nunca, nunca había leído algo tan oloroso a novelita pinky como estos libritos …entiendo perfectamente que cautive a tanto público púber y la verdad que tiene cierto ingenio, pero no más. En serio que mis libros de adolescentes alcohólicas, prostis y drogadictas que leía de chibola están recontra mejor. Felizmente a la “saga Crepúsculo” ya le encontré un mejor uso. Y es que tengo afán porque alguna de mis sobrinas se aficione a la lectura. Por algo se empieza y se va de menos a más. Digo, la cabeza no solo les debe servir para llenarse de ganchos y cosas ,como si fueran una yunza. Entonces le he prometido a una de Ellas regalárselos, a cambio de que lea y analice. Sí, claro. Que sus padres le paguen el analista.

Pero como no es un secreto ya, soy una tía súper engreidora. Amo a mis sobrinas tanto que les he prometido llevarlas a ver “ Eclipse”, ayayayay…pero me gusta escucharlas, conversarles, contarles cosas, aunque sean un par de adolescentes y no sepan nada de los líos que se trae en la vida esta tía estrafalaria que su tío C. se echó encima como esposa. Las quiero e intuyo que Ellas me quieren aunque no llevemos la misma sangre. Por amor a Ellas es que me abstengo de contactarlas por el Facebook y no entro a ver en qué andan. Bueno, sí lo hago, de puro curiosa y porque me dan harta ternura las pastruladas que escriben allí, pero no lo comento con nadie, ni con Ellas mismas. Es mi forma de dejarlas crecer, no quiero invadirlas. ¿Me pregunto si Ellas tendrán la misma fascinación que Yo por los vampiros o sólo será por Robert Pattison? …ya me respondí, jeje…

Yo también tengo mi vampiro favorito. Se llama Christopher Lee y nos conocimos cuando Yo tenía 4 años: Panamericana TV, televisor en blanco y negro y función de la noche. Ese sí era terror. Bien asustada debo haber quedado porque solamente recuerdo, de esa película, la parte en que le clavan tremenda estaca en el corazón. Chorros de sangre y pesadillas en la noche. Pesadillas en las que clarito, clarito, vi un murciélago entrar a mi cuarto y posarse en mi espalda. Recuerdo que no me moví y sudé como una chancha del puro miedo…hasta que cambié de sueño. Cuando aprendí a leer, hice las paces con él, hoy vampiro de mis amores. Le tuve harta pena, me compadecí de su condición de no muerto (aunque Yo me la pasaría genial siendo inmortal, no sé Tú) y me identifiqué con eso de ser malo ante los ojos de todos y no poder evitarlo porque estaba en tu naturaleza. Comprendan, eran las épocas de mi vida en las que le daba duro a la travesura mientras que mis primas mellizas eran sabias y obedientes. “¿Porqué no eres cómo tus primas que obedecen a su mamá????” páf! Peor que una cachetada, pero bueeeno, ya está en el pasado. De modo que Drácula y Yo éramos casi unos marginales, jaja. Sin embargo, no fue sino más tarde que me interesé por ver otras películas de vampiros. 
Jovencísimo Christopher Lee con par de regaladas en busca de mordida

El cine moderno los ha dotado de gran sofisticación. Ahí tienes a Lestat (Tom Cruise). Pero también son atormentados como Louis (Mr. Jolie), o unos sobrevivientes como la pequeña Claudia (chiquita y bonita Kirsten Dunst), todos ellos personajes de “Entrevista con el vampiro”. Esta última es una encantadora y aterradora niña convertida en vampiro por el propio Louis ante la inminencia de su muerte. Con el tiempo, Ellos desarrollan un amor extraño pero no menos puro, tal vez no perfecto ( es perfecto el amor?) y Claudia sufre porque pasan los años y jamás lucirá como una mujer que Ella cree le pueda gustar a su Louis. Me gusta esta película por que no es la típica historia “te muerdo y te convierto”. Aunque una mordida de Brad Pitt no le viene mal a nadie ¿o sí, Angelina?
Tom Cruise como Lestat, en las épocas que me hubiera dejado morder sin protestar.

Otra de mis favoritas es “Blade”, claro es un género más de acción pero con su lado humano. Aquí ,“Blade” es un híbrido ( ya que su madre embarazada fue mordida por un vampiro) que protege a las personas ,pero que especialmente lucha contra lo que es inyectándose una especie de vacuna anti-vampírica. Sí, es medio conflictuado el hombre, pero Wesley Snipes lo interpreta como nadie. No sé, hay algo en esa inexpresividad suya que me conmueve. Aunque más se deba a que tengo cierta cosa medio insana con las coreografías de lucha. No sé, me encantan y me llegan tan fuerte que cuando las veo (así, tan bien ejecutadas), me siento poderosa, jaja. De chica creo que vi mucho catchascán. Todavía no tengo las pelas. Unas más para buscar donde el tío Fullvaso. Así, por el estilo también, me gustó mucho "Inframundo"...pero no me hablen ni de la 2, ni de la 3, please.
Una película que tiene su encanto, aunque me pareció medio excesiva, es Drácula de Bram Stoker. En serio me puse medio diabética de tanto amor entre Mina y Vlad, pero tampoco es algo malo. A pesar de esto, o tal vez debido a, pude relacionarla con el libro y no quedé decepcionada, como generalmente me pasa con los libros vueltos películas. Mi escena favorita: cuando Vlad descubre a sus esposas vampiresas, a punto de saborear a Jonathan Harker y las regaña (malcriadas estas!) Pero luego las compensa entregándoles un niño para cenar. Ya no hacen maridos así.
Mención especial a Winona Ryder de mis amores, estupenda como Mina. Es Winnie, mi actriz favorita de los 90. ¿Qué película suya no me habré visto? Muy injusto que ahora me la releguen a segundo plano por Roberta Carlos. Digo, no es lindo lo que hizo pero la Paris tiene harta cochinada en su haber y le llueven los contratos. Mala comparación, creo, pero igual, me urge ver a Winona en un personaje a la medida de su talento.
Así chapaba el Drácula de Coppola (Gary Oldman), sin miedo ni culpa (aprende Cullen!) 

Por recomendación de una amiga, me compré en DVD (esta vez en el Chico de las pulgas) una súper película sueca de vampiros. Déjame entrar, o como en su idioma original se llama Låt den rätte komma in (sepa Dios cómo se pronuncia esto, juro que me gustaría saberlo) basada en la novela de John Ajvide Lindqvist, cuenta la historia de Oskar, un solitario niño acosado por los matones de su escuela (la típica manchita) y de Eli una niña vampira que se hace su amiga y le enseña a enfrentar sus temores. Eli no es una protectora de los humanos. Ellos son su alimento y nada más, sin embargo, Oskar se convierte en una especie de compañero incondicional. Eli dice no ser una niña, y claro una llega a pensar que es porque se trata de una vampira, pero en el libro (de acuerdo a lo que sé porque aún no lo tengo) se aclara que en realidad es un pequeño castrado, lo cual explica cierta escena en la cual Oskar (recontra mirón) la espía cuando se desnuda y vemos algo extraño y más parecido a un muñón que a una vagina. Pero igual y con todo, Ellos se aceptan. Love story pero con mucha sangre. Cuelgo el tráiler para que te animes...sorry está en español, pero ahí te lo alucinas, ya?
 ¿Y después de todo esto que cuentas todavía te vas a ver algo tan pálido como Eclipse???? La respuesta es sí y si alguien sabe de algún meme que den a la tía que babea más por sus sobrinas, no dude en nominarme, por favor.

4 comentarios:

Pinky*! x) dijo...

A mi opinión personal, nunca me llamó la atención la saga de Crepúsculo, como a diferencia de muchas de mis amigas. Las películas de vámpiros no me llaman la atención o más bien no me gustan (las películas de terror en general), puedes preguntarle a mi mamá, me dan muchisimo miedo xD .. y si las veo, me perdería varias partes por mirar a otro lado debido al miedo =( ... y muy aparte en cuanto a libros relacionados a adolescentes hay uno que facil has odio hablar de el .. se llama Abzurdah es de Cielo Latini, muy interesante..yo lo tengo y lo he leido un par de veces y lo volvería a leer..lo compre porque en ese tiempo muchas de mis amigas del cole también lo leían y de curiosa lo compre también xD .. pero me gusto...

Tani dijo...

Amigaaaa, esas sobrinas serán tu perdición!!!
Bueno, a mi tambien me encantan los vampiros, pero debo aceptar que no más que los zombies y los hombres lobos, esos sí son mi fuerte.

Yo de Crepúsculo se casi nada, solo que vi la mitad de la primera pelícu;a y por poco vomito. No soporto la cara de cólico de Belle o Bella, ni la idea de que con apenas hablarse estos dos monitos se aman. Es una historia sosa, absurda, simplona y una verguenza para el cine de vampiros. Y bueno, se justifican diciendo que es cine para adolescentes. En fin...

De la peli "Dejame entrar" solo decir que fue para mi una grata sorpresa, me gustó ver una película de vampiros diferente y muy buena d eprincipio a fin. El detalle que nos cuentas no lo conocía, así que pondré atención, ya que tengo la peli en casa.

Por otra parte y como ya habrás notado, la música es una de mis pasiones y justo por la calidad de la banda sonora y la originalidad del guión me gusta mucho "La reina de los condenados". La disfruto mucho de verdad.

Muaaacks, buen fin de semana

Lulux dijo...

Acabo de levatarme ( tu aun debes estar durmiendo) entre a leerte un rato. Me encantó esta entrada sobre Vampiros...
Creo que los descubrimos de la misma manera via canal 5 ! Yo nunca he leído un solo libro sobre vampiros pero me he visto una gran cantidad de películas sobre ellos y claro también he visto las 3 películas de twilight ( no se realmente cual es cual por lo de las traducciones pero he visto 3 ☺)
entretienen mi parte adolescente y a mis ojitos con Robert Pattinson.
Vere si puedo ver "dejame entrar" aunque sera en internet ya que aqui es más dificil conseguirla de otra manera.
Besitos
☺☺☺

China Toon dijo...

Pinky: Yo no veo películas de terror en el cine por que soy mariconaza!!! Con "El Aro", bien grandaza Yo (y eso, la versión gringa nada más)no pude pegar los ojos en toda la nocheeee, jajajaja. Los vampiros son mis patas, digamos.
Préstame "Abzurdah", por fa, no la he leído. Dile a Pepik que nos podemos ver la semana entrante, de paso que paga sus apuestas (la del Mundial y la Canchera)...Besote

Tani, jajaja!! Sí, pues...si supieras que siempre quise ser tía, jajaja no sabía naaadaaa. Soy la única de mi familia que se deja decir tía, creo, a las demás no les gusta porque equivale a "vieja"( pero como "mujer mayor").
Voy a buscar "La Reina de los condenados", de todas maneras. Creo que alguna vez leí ese libro de Anne Rice. Y voy a pasar por tu blog para checar. Especialmente tus post relacionados a música para ampliar mis horizontes...un gran abrazo y lindo finde.

Querida Lulux! gracias, ¿recuerdas esas películas de la Momia y de Frankenstein, bien antiguallas?¿Cómo no quedamos traumadas, digo?
De todas maneras tienes que ver "Déjame entrar" y si la encuentras en sueco, con letritas en otro idioma que conozcas, genial. Abrazotessss..