9 dic. 2010

Post Navideño II: Martha Milagros

Érase una vez, el año pasado, en medio de una conversación de amigos de chamba,  que surgió la idea de ir a algún lugar de la ciudad, donde hay personas menos favorecidas que nosotros y compartir algo en Navidad. Al principio, el tema iba por la típica chocolatada con panetón, pero con el paso de los días se nos sumaron más personas a la causa y nos pusimos ambiciosos. Y es que, buscando a quien ayudar, conocimos el Pronoei  “Mis primeros pasos”. Pronoei son las siglas de Programa No Escolarizado de Educación Inicial, a cargo del Ministerio de Educación  y dirigido a niños de 3 a 5 años que viven en zonas marginales o de extrema pobreza. Bajo un enfoque intercultural, un Pronoei, busca rescatar el conocimiento y la valoración de las creencias de cada comunidad, el comportamiento, las prácticas culturales de crianza  y los valores. Los hay en todo el país, como en este asentamiento humano con nombre que suena a heroína de tv novelas : Martha Milagros, donde la arena está por todos lados, en un lugar tan alto que de noche puedes ver la ciudad llena de luces artificiales que parecen una prolongación del cielo estrellado y hasta sientes que lo puedes tocar.
Si bien, el Ministerio les provee del lugar y de la maestra, así como ciertos materiales para que puedan estudiar, todo lo demás corre por cuenta de la comunidad, que es la llamada a ponerse las pilas y procurar el bien de estos niños, ya que el Pronoei, aunque tiene valor oficial, no es  estrictamente una escuela. Pues bien, a veces, cada cual está tan inmerso en sus propias cosas que la indiferencia acaba por acompañarte a todas partes. Digamos que lo que encontramos, en Martha Milagros  fue una casita venida a menos, con las paredes de triplay desgastadas, sin color, con unas llantas de auto  por todo juego, en medio del arenal, con rejas despintadas y sin vida. Totalmente dejada a la buena de Dios y a los esfuerzos de la maestra Esther, que hacía lo que podía para mantener el optimismo y que los niños sigan yendo a clases. 
Entonces, pusimos manos a la obra y la transformamos (como puedes ver en la foto). No fue fácil. Hubo que “tirar lampa”, embarrarse de pintura, levantarse temprano y trabajar en días feriados. Lo cual parecerá imposible si ves nuestros cuerpos decadentes o las pancitas cheleras de los muchachos , pero no te dejes guiar por las apariencias. Todo salió mejor de lo que pensamos. No sólo pudimos resanar el aula de los niños sino, que además nivelamos el suelo, armamos un caminito  y colocamos columpios y una cerca para que estuvieran más seguros y para abarcar otra aula que estaba en desuso. Lo que hizo que las autoridades ya no cerraran "Mis primeros pasos"(sentenciado por falta de apoyo de los pobladores), sino más bien dieran el visto bueno para utilizar la nueva aula y recibir más niños. Todo gracias al buen corazón de las personas que nos ayudaron. A veces no tengo mucha fe en el mundo pero cuando veo que desinteresadamente las personas se ayudan, aún sin conocerse, como que siento que hasta Yo puedo llegar a ser mejor y eso es mucho decir.
El día central, digámoslo así, aparecimos con regalos, Carito y su show de Navidad (con una minifalda que dejó a más de un chibolo confundido :P), Papá Noel, Ben 10 y hartos globos y música. Volvimos a ser como niños, bailamos, cantamos y nos sentimos bien navideños. No faltó el chocolate y el panetón , por supuesto. También se desató una mini batalla campal entre la chibolada por subirse a los columpios y ahí probé que no tengo dotes de madre porque queriendo persuadir, toda cariñosa Yo, a un niñito de que plantarse en lo alto de la resbaladera y no moverse de allí estaba mal, lo hice llorar…y salí disparada, antes de que me tire dedo. Ahí que se maten entre ellos…pero no, la cosa salió bien chévere y hubo tanta alegría que nos quedaron enormes ganas de volver.


Y así, este año, volvimos a Martha Milagros, no con chocolatada porque ya hace calor ( y porque casi se nos quemaron un par de niños el año pasado), sino con otras cosas más fresquitas y nuevo show. El objetivo fue mejorarles el baño, implementar unos juegos didácticos (porque no tienen casi nada)y colocar cemento en por lo menos uno de los patios.  Conmovedor para mi fue ver que, a falta de jueguetes, han hecho una cocinita (de mentiritas) con unas cajitas de cartón dibujadas. Me recordó el ingenio que Yo le ponía a crearme mis jueguetes. Solita me implemetaba el depa completito, jajaja. Un cepillo de lavar ropa era el teléfono inalámbrico , solamente que Yo hacía todo esto por exceso de creatividad y no por que lo necesitara. Imposible evitar un nudito en mi garganta.
Todos quisiéramos que en un futuro cercano, el Pronoei sea de material noble, pero eso va a tomar un poco más de tiempo y quién sabe si tendremos la ayuda, el empuje y las ganas. No me olvido que hasta el corazón más cálido le puede llegar el invierno, pero tampoco que hay algo que se llama esperanza (Oh, aquí puedo insertar la canción de Diego Torres...pero la odio...maaalaaaa). Martha Milagros no es una zona urbana todavía, no hay agua potable, ni calles asfaltadas, ni parques, tampoco desagüe, así que  nos tocaría trabajar mucho. Planes hay y con voluntad, creo que podemos. Sé que la Navidad no es llegar una vez por año a un lugar y dar obsequios. Lo sé muy bien. No se trata de ser gentiles solamente en esas fechas sino más bien, reconocer que no somos perfectos, ni tan buenos como a veces nos creemos, e intentar mejorar. He visto muchas personas ser indiferentes a nuestro proyecto. Algunos prometieron lo que no estaban dispuestos a dar y otros, simplemente pasaron de largo. Pero no los juzgo mal. Cada uno sabe lo que puede dar y da lo que tiene, pero lo escencial es que nos ha quedado en el corazón como una astillita a todos los que pusimos en marcha esto. Un sentimiento de que podemos hacer más y que si nos ponemos las pilas, pues también podemos hacer mucho bien.
Será que me enseñaron que en esta vida, todo va y viene. El dinero, por ejemplo, si bien es básico para vivir, creo que es de naturaleza "circulante", al igual que la felicidad. Hay que dejarlos "fluir" y que se lleven lo mejor de nosotros para que retornen, recargados y mejorados. Guardar pan para mayo, sí, eso es importante, pero también lo es compartir y realmente "dar". Mi abuela decía que en una familia :"Hasta un grano de cancha se parte por la mitad y se comparte. No se come solo". Yo creo fielmente (tal vez con cierta ingenuidad) que todos somos eso:  "familia" y de modo que lo que uno hace por un "hermano", es solo el inicio de una cadena para el bien común. Ir a Martha Milagros y conocer "Mis primeros pasos" no es que haya cambiado mi vida, pero sí me ha hecho sentir mucha tristeza, emoción, fe, esperanza  al ver tantos niños con ilusiones, que te abrazan y te dicen que te quieren porque se dan cuenta que has venido para hacer algo bueno, aunque no entiendan muy bien qué. 
Llevarles un show musical nos ha parecido el mejor método para procurar alegría, pensando un poco que la alegría genera felicidad y la felicidad, motivación. Un niño con motivaciones va a procurar volcar su felicidad  y traducirla en metas, en proyectos, en bienestar para los demás. No digo que sólo por esta única vez, pero me hace feliz pensar que les puede quedar el recuerdo, algo que les haga sonreír. No importa si nunca saben nuestros nombres, importa cómo es que se sienten. 
Comparto esto contigo, no para que pienses que soy buena. Con sinceridad, estoy bien lejos de serlo. Yo, una persona tan egoísta, vanidosa, rencorosa y orgullosa , siento enorme verguenza de no poder ser más desprendida con mis cosas, con mis defectos, por ocuparme tanto de mis problemas, que no son nada comparados con las penurias que estas personas tienen que pasar para poder tener las cosas básicas, como agua o luz, que a mí me sobran. Pero se me ocurrió que tal vez "Mis primeros pasos" te pueda servir de inspiración. Eso que buscamos desesperadamente en los blogs de moda o simplemente en cualquier rincón de la web. Que Yo busco. Hoy quiero traducirlo en otra cosa, en algo que pueda hacerte sentir que la belleza de verdad perdura en tus acciones. No es necesario que lo hagas en Navidad, es más, no DEBES, sino que lo importante es que lo intentes todo el año, toda tu vida através del compartir. Deja ir tu buena suerte,tu bendición o como sea que le llames. Con toda seguridad, retornará a ti, aunque no sé decirte la forma, pero ¿quién te asegura que no va a volver, al menos con una sonrisa agradecida? La niña de esta foto, me abrazó y me dió un beso. Se llama Maité y es todo lo que sé de ella, además que estudia en el Pronoei. No la conozco, no sé quiénes son sus padres,  ni exactamente por donde vive, pero te aseguro que en ese momento y hasta hoy, no me pareció necesario para quererla de corazón.

11 comentarios:

Romina C. (Pinky) dijo...

De verdad que lindo y que bueno lo que pudieron hacer, ojala cada vez más personas pudieran dar dentro de sus posibilidades para ayudar a los demás como en este caso. Ojala más adelante se pueda hacer más por estos niños. Un post emotivo de verdad, dificil que alguien no se conmueva al leerlo =) un besote.

Lulux dijo...

Que bonita entrada y que lindo lo que cuentas: gente unida por una buena causa. A pesar que por aqui no hago nada de nada por nadie (aunque suene feo) Soy fiel convencida que quién da es quién más recibe, no necesariamente en retribución material.

Saludos

Maeva dijo...

Qué bonito China Toon! hasta me has emocionado!
Son muy bonitas tus palabras y lo que han hecho tus amigos y tu por esos niños...
En muchos sitios, hay crisis económica todo el año y durante toda la vida y siempre hay una manera de hacer que se sientan un poco mejor, sobre todo los niños, que no tienen culpa de nada, y que son niños, y son casi los más fáciles de ayudar porque con cariño que les des, ya se ponen contentos.
Muchas felicidades por esa labor, es un gran trabajo lo que han hecho.

un beso!!

Rocio @ Casa Haus dijo...

Hola Chinita!!!
Qué bonita entrada, y qué maravilloso regalo le han hecho a esos niños!!!! Me parece una idea espectacular; te la intentaré copiar acá el próximo año... Hay tanto qué hacer en tanto lados. Yo sé que no sólo se trata de dar en la Navidad, pero también creo que es perfectamente válido usar la Navidad como un buen pretexto para hacer obras como ésta que ustedes hicieron, y que definitivamente dejará un impacto en los niños y sus familias. Especialmente, en cambiarles el futuro a estos niños. Y eso es invaluable.
Un abrazo amiga!

ana dijo...

Que bonito post Chinita! que orgullo y bien por ustedes que vieron las carencias y en vez de pasarlas de largo han ayudado tanto en esa comunidad... La navidad es una época de dar en todos los sentidos, así como tú y esas personas que ayudaron a otras, tmb se puede con tu propia familia resolviendo conflictos o simplemente haciéndoles saber lo mucho que los quieres, con las personas que no te caen bien, con las que te ayudan diariamente y que a veces parecen invisibles, etc. Por eso me encanta la navidad por ese sentimiento de ayuda y solidaridad. Te mando un abrazo enorme y que bueno que han podido hacer esto ya durante dos años.

Anónimo dijo...

Es una bella experiencia, besos querida Rosi. (Yesi)

Antara dijo...

Me gusto este post... suscribo todo lo que has escrito, yo tambien disto de ser buena (bastante) pero intento serlo... y pienso que la educacion, los valores y la felicidad es lo mejor que le podemos dar a los niños :)
Besitos!
Antara

Pandex dijo...

Chinita que lindo post y qué orgullo saber que aun hay peruanos como tú y tus compañeros que no tienen miedo de sacrificar algo d su tiempo y esfuerzo para ayudar a otros. Realmente admirable, sí que le cambiaron la pinta a la escuela! Qué mejor regalo para los niños?!

Saludos amiga y muchas bendiciones!

Pandex
pd-. asi q te armaste todo el depa de cartón? xD ya en serio, se me hizo un nudito en le pecho al leer las condiciones de la escuela.

Lilith dijo...

Hellouu
Que barbara, de verdad que hacen milagros... nosotros queremos hacer algo en el mismo tenor aunque menos ambicioso y queremos que nos acompañen nuestros sobrinos, que se den cuenta de que no todos los niños tienen todo lo que pidan con solo abrir la boca...
Una inspiración verdaderamente y la sonrisa de esa niña vale oro.
Un abrazo y gracias por pasar a saludar... yo también me doy mis vueltitas aunque no siempre me da tiempo de comentar

Raptor Plateado dijo...

eso es muy bello, en mi caso personal hace dos navidades cuando vivia gente en el basurero mi padre y un servidor fuimos a pasar el 24 con ellos les llevamos un payaso, dulces y sandwish por que no nos alcanzo para el pavo jajajaja esa noche apenas y comimos pollo por que ami madre le regalaron uno... jojojo pero fue agradable haberle llevado alegria a un grupo de niños... que bueno que siga habiendo gente así en todo el mundo.. saludos china!!

China Toon dijo...

Chicas! Muchas gracias por sus comentarios. La verdad de la milanesa es que uno quisiera hacer más, pero es complicado. No todos nos ponemos de acuerdo, no todos vamos por la misma dirección y no todos estamos libres de problemas personales. Pero, nada en esta vida es simple y fácil, y me parece que se aprecia mucho más, cuanto más nos cuesta...
*Romy: el año que viene, si Diosito quiere, nos acompañas, sí o sí. Besos!
**Lulux: Hacer algo por las personas se ve en muchas formas. A veces, una palabra de aliento es más valiosa, en tiempos difíciles. No olvido tus mensajes ;D Abrazote!
***Maeva, gracias por tus palabras. La idea es echar a andar la maquinita de ayuda. Ojalá podamos. Un beso.

****Rocío, querida!!! Cópiate, sí, cópiate todo lo que quieras, que estoy segura que levarás tu toque encantador a muchas personas que te lo van a agradecer. Bueno, lo que cuenta es lo bien que uno se siente siendo constante y fiel a sus principios de compartir y ayudar al prójimo. Yo he dado apenas un pasito y espero dar muchos más junto con mis compañeros que son gente a todo dar! besos
*****Anita, totalmente de acuerdo contigo. Creo que hay mil formas de hacer el bien a todos. Por ejemplo, la gente que ayuda a los animalitos ,también hace una labor preciosa. Todos somos importantes en este mundo y lo mejor es que siempre hay alguien dispuesto a dar a los demás y quererlos como sus iguales. Eso me hace sentir mejor en nuestro mundo, a veces tan loco. Besotes.

******Anónima Yessi: Jaja, gracias por siempre estar cerca. Te extraño mucho. Ya me contarás de tu Navidad a la mexicana, chochera. Debe ser bien bonito. Besoooooo

*******Oh, Antarita! Qué lindo verte por acá. Gracias por venir, seguro que andas en medio de tus libros y tus estudios. Te mando un enorme abrazo y mucha energía navideña positiva :P

********Pandex, sí, mis patas son gente muy chévere y muy desprendida. De todo hay en este mundo, pero lo bacán es que siempre aparecen por ahí para marcar la diferencia.
Seguro te acuerdas de las casas en los cerros, pero son lugares que Yo no he visto mucho de cerca, y de verdad, ir una vez, no es gran cosa. Me imagino lo que será el día a día, comprando agua, buscando trabajo para poder comer...y la educación es tan importante para poder salir adelante! Al menos, hay gente muy buena como la maestra que por casi nada, va y trabaja para enseñarles a los peques. Mil besitos , Pandita!
*********Lilith, bienvenida! Chévere que lleves a tus sobrinos a conocer un poco más lo que es compartir. Es una gran idea y se van a llevar un recuerdo imborrable. Me encanta tu blog, Lilith, es muy, muy lindo y de mucho sentimiento...Un fuerte abrazo!