18 nov. 2010

Post Navideño I : ¡ A mi con Papá Noel !

Yo no creo en Papá Noel ¡Ah, sí! Es en serio. Por esas cosas geográficas y bien mundanas de esta vida, porque, dime Tú quién le mandó a mi papá a casarse con una pariente lejana y dar continuidad a ese Macondo familiar que se inició hace como un siglo (sí,con cola de cerdo incluida) con el lío de los tatarabuelos y ese “todos contra todos” que hay en el árbol genealógico bien achorado, que cada vez que queremos explicarlo, por Dios que mata neuronas a nuestros pobres interlocutores. Por esas cosas digo, que hicieron que tanto mi familia materna como la paterna sean del rico Norte (exactamente, de La Libertad, mira Tú, qué bonito eso de nacer en un lugar con semejante nombre), que tuvieran las mismas creencias, las mismas costumbres y hasta los mismos recuerdos y que de pasadita, nos redujeron de un pajazo (así de rápido) las probabilidades de ser recibidos por otros parientes en algún punto más exótico que nuestra ciudad capital (en calidad de paracaidistas,off course, sino ¿cuál sería la gracia?) , con lo cual nos bloquearon la intención de diversificar tradiciones. Por eso mismo, vengo haciendo en este post , mi declaración de fe o no fe. Ahí no hay dilema.
Una vez, le pregunté a mi hermana porqué nuestros papás nunca nos metieron el cuento de Papá Noel. Ella me respondió : “Aiiiiiccccccccchhhh!!! Porque en la Sierra no hay Papá Noel, pueeeeeeees!!!!” dicho esto con cara de ¿qué le pasa a esta monga? Así de simple zanjó la cuestión. Y la verdad, no es que no “crea” en Papá Noel, sino que a mí no me enseñaron que era él quien traía los regalos. Conmigo nunca fue lo de “Si no tomas la sopa, Papá Noel no te va a traer nada esta Navidad, ¿ah?” Conmigo empleaban otros métodos de chantaje. Lo cual me lleva a pensar que en recursos paternales existen ciertos clichés que nunca, pero nunca pasaran de moda, como el típico:“Toma una cucharita por tu mamá, otra por tu papá…etc”. Clásicos, que le dicen. En fin, desde que tengo uso de razón (que la uso, aunque no parece) iba con mi mamá y mi hermana a escoger mi regalito, el mismo que luego era envuelto y guardado hasta la Nochebuena para ser puesto a los pies de mi cama y que solamente podía abrir hasta pasada las doce, ósea la mañana del 25, porqué a ver qué niño sí aguanta despierto más allá de la medianoche, dime Tú. Te juro que Yo tenía la misma expectativa por el regalo conocido que cualquiera, pero no con la ansiedad aumentada de querer toparme al viejito del costal y a pesar de esto, lo amo . Historias acerca de los descreídos estos que intentaron esperarle y que jamás llegaron a verle, salvo escuchar entre sueños el tintineo de sus campanas, me sé muchas. Como la de C. A quien sus papás engañaron con la historia de Papá Noel y que para sorprenderlo in fraganti se turnaba con su hermano casi gemelo (se llevan un año, pero todos los confunden…por poco, hasta Yo que soy cegatona) y claro, estuvieron a punto de descubrir que quien estaba en el balcón, tirado en el suelo era uno de sus hermanos mayores, que tuvo que aguantar la respiración para no matar la leyenda. El pobre C. nunca llegó a ver nada porque se durmió antes que su casi gemelo y este le presumió por años que él sí llegó a verlo y hasta le dio la mano antes de salir volando en su trineo. Panudo y palero.

Tengo que explicar que de donde son mis papás la tradición navideña es mucho más rica y ceremonial. Allí no hay pinos, por lo tanto, no hay árbol para poner regalos, lo cual explica porqué en casa no hubo nunca uno hasta que mi hermana y Yo tuvimos edad para comprarlo. Luego, tampoco hay Papá Noel ya que, como sabemos, es una tradición foránea y cuando ellos eran niños, las costumbres limeñas no llegaban con facilidad al interior del país. Allá lo que se estila es hacer una especie de posada. Las niñas se entrenan para hacer de pastoras. Aprenden canciones y bailan para adorar al niño. Ser pastora tiene una importancia social. Es como "ser alguien" solo que la cosa viene con mística. Ese es el momento más esperado del año. Con vestido nuevo, todas van a las casas en donde sus dueños visten el nacimiento (o pesebre) para cantar y de acuerdo a lo que me contaba mi mamá, terminaban en la de una señora que tenía un pesebre estilo pueblo, con escenas de la vida diaria y que ocupaba todo el largo de la sala. Luego, hacían un compartir con pan, bizcochos y chocolate. Por supuesto, habían regalos. De modo que puedes ver que allá se la pasaban tan bien como acá o hasta mejor.
Mi mamá ha sido mil veces pastora cuando niña, la muy figuretti, y tal vez por eso Yo, para no ser menos, le atraqué muchas veces para ser el ángel del pesebre en la Parroquia. ¿Qué te crees? Primero fue China Toon y despuéeeees los ángeles de Victoria’s Secret XD. Mis alitas  fueron hechas por mamá Peluche, de cartón forrado con papel metálico dorado. Alas de ángel mariposón , en todo el sentido de la palabra y sí, porque mi mamá tomó el molde de las alas de mariposa que le prestó una amiga y tuvo seguro una confusión celestial con el tema, porque parece que se olvidó de que hay alas y alas, ¿no? Pero como ahí nadie podía decir que vio o no vio un ángel, ¡zás! Me zampó las alas con puntas hacia arriba. El tema nos duró hasta los 9 años, porque a los 10 algo rojo que no era precisamente Papá Noel, hizo su aparición intempestiva. Llegó la pubertad y se acabó el rollo. Ángel caído.
Pero volviendo al tema de Papá Noel, como explicaba, no creo en la manera en que tradicionalmente se enseña a creer y sin embargo, creo. Siempre quise enviarle cartas y esas cosas. Y acá empiezo a creer que desde pequeña tuve una predisposición patológica para creerle las mentiras a otros...¡Vaya!¡Bueno!... Incluso, llegué a escribir una carta y me mandé tremendo floro para impactarlo y que me trajera regalos, a pesar que Yo sabía que no existía el mencionado señor. ¿Te imaginas lo que habrá sido? Seguramente , más o menos así:

Querido Papá Noel (con cuidada caligrafía, no sea que por burra no me traiga nada)
Desde mi más remota infancia (aquí fallé porque tenía 7 años ¿qué tan remota podía ser?) he anhelado que vengas a visitarme (léase que “anhelado” era una de las palabras difíciles que había aprendido a escribir, para impactar, ya sabes), pero no a traerme regalos, ni esas cosas, ( Sí, claro…puro floro) sino a que traigas la Navidad a mi casa (en esa época, ya sabía que las festividades se escriben con mayúsculas, pero de pura copiona, porque lo plagié de un encarte de la tienda Oeschle) y a mi familia. Si por ahí viste que he tomado mi sopa a pesar de que es una porquería (la cuota de sinceridad), que he perdonado la vida a mi hermana porque no me presta sus aretes (¿es pecado querer ser hija única?), que ya liberé a mis chanchitos de tierra de mis cajitas de fósforos (derechito a su funeral) y que ya no digo malas palabras (sospechosamente, un mes antes de la Navidad, me volvía más fina que Lady Di)¿Me podrías traer una muñeca? No muy cara (siempre tuve conciencia social) para que te alcance la plata para comprarle algo (“algo”, léase como cualquier huevada) a los otros niños, pero eso sí, que no tengan mis primas las pesadas con las que me compara mi mamá, porque las odio. Y también quiero paz en el mundo (me salió la Miss que llevo dentro. Saluda con la manito) Gracias, Papá Noel. Un besito.

China Tuncita

Porque de verdad Yo sí le tengo fe y aunque nunca envié mi carta, por razones obvias, creo que más allá del cuento comercial de la Coca Cola, es genial que haya existido alguna vez una persona que se preocupara por las necesidades de los demás. Esa sola persona, Papá Noel o San Nicolás, sirve de inspiración a muchos hoy en día. Una vez, en mi obsesión por probarme que de alguna manera existía, encontré una respuesta en “La familia que nadie quería” libro de Helen Doss, que cuenta la historia de un pastor y su esposa que adoptaron 12 niños huérfanos en diferentes tiempos. Los peques preguntaban por Santa Claus (su equivalente gringo) y como ya estaban bien grandazos para seguir pensando que los chanchos vuelan (o los renos, en este caso) se dieron la explicación más lógica que encontré : Santa Claus es el espíritu de la generosidad que al entrar en ti te hace actuar como un Santa Claus. Tal vez Yo no crea que existe el viejito este, pero eso no impide que lo tenga por cada rincón de mi casa. Tú me visitas en diciembre y lo vas a encontrar hasta en el baño: en una toallita al menos ¿qué pensabas? Tampoco es que lo plante al pobre en una funda de la tapa del wáter para que de pronto tenga todo ese panorama tan “nude”  de mi derriére. Hay que tener respeto por las canas del pobre viejo, digo Yo.
Más bien, lo tengo representado por cada rincón en una Navidad imposible, de copos y muñecos de nieve en pleno inicio del verano, de pinos de mentiritas, ya que los únicos que encuentras por acá son los de adorno. Y acaso sea mi Navidad,  aquella de los regalos que toda la gente critica, pero ¿sabes? No puedo sustraerme a su embrujo, a esa cara bonachona del gordito que me hace pensar ,un poco triste y un poco aliviada, que hay al menos una época en el año en que la gente se esfuerza por ser buena. Sí, debería ser siempre pero somos humanos y cual máquinas, por ahí que nos programamos para ciertas épocas del año, para ciertos momentos, y al menos tenemos eso. No sé, las cosas se vuelven tan comerciales en estas fechas, el tráfico tan imposible y por ahí que entre una carajeada o ptmadreada, te puedes detener a pensar que estos íconos de estación pueden tener un lado "b" que en el fondo percibes, que puedes sentir tuyo. Al cabo, se trata del único día del año en que todo se detiene, menos tu corazón. ¿A mi con Papá Noel? Dale, con todo y renos, pues.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Woowww holaa querida China Toon, me dio ternura tu blog y también me hizo reír jaaaaaa, nuevamente mencionaste a los chanchitos de tierra (creo que iré al parque a buscarlos para una terapia con aquellos jaaaaa) fíjate no recuerdo mi edad exactamente pero si alguna vez creí en santa debe haber sido un periodo sumamente corto, lo que si recuerdo es que tendría unos 5 o 6 años, cuando estaba preparando la famosa carta y mis hermanos mayores se encargaron de decirme que Papa Noel era nada más y nada menos que mi Papá, nunca me sentí desilusionada, muy por el contrario creo que me considere una niña precoz en ese aspecto jaaaa, pero al pasar de los años pienso que si me hubiera gustado tener anécdotas de ese tipo, ahora disfruto viendo a mi manantial, procurando hacer meritos y contando los pocos días mas de enero, pues aquí el agente publicitario de los reyes magos fue más efectivo jaaa, aunque es un lio con esto de la globalización, yo le dije que le llegaba regalo de Perú gracias a que como Santa si seguro llegaba por allá, teníamos vara además que sus primos apelaban a Papa Noel por él, pero el año pasado un compañerito se encargo de decirle que a el también le traía Santa, menos mal le dijo que era porque el come todaaaa su comida, entonces El manantial que se considera vegetariano (bueno en realidad no come carne de Res, solo ave y pescado), bueno igual le decimos que Santa es mas clasista jaaaaa (eso ya depende de sus padrinos en Perú jeee)
Lo de tener a Santa en la tapa del wáter también me hizo reír mucho, me imagine todos las tapas de los excusados de mis amistades en navidad jaaaaaa Yo este año a lo mejor también sucumbo a eso jaaaaa. Sabes amiga, a mi diciembre creo como a muchos adultos me trae gran nostalgia (redoblada), me siento más cocha buaaaa¡¡¡¡ pero gracias a mi edipito creo he vuelto a sonreír en diciembre, y escuchar villancicos sin que me ponga tan llorona.

Yesi

Ina dijo...

Aló Chinita: que te digo, la navidad en mi vida no ha sido muy importante o interesante y mucho menos de unos años atras a la fecha horrible!!, cuando pequeña mi papá era militar y esos dias estan acuartelados o sea no salen del trabajo, asi que mi mamá y yo comiamos tortas una peli y a la cama jaja los regalos eran en los reyes magos, son contadas las navidades con los dedos de una mano que he pasado reunida con la familia paterna o materna, y desde que mis padres se separon estas fechas son una tortura no importa con quien te vayas uno saldra herido y como en el lugar donde vivimos no tenemos familia mas que nosotros es una situación dificil, me molesta, porque no me gusta hacer sentir mal a mis padres asi que un rato y un rato y bye jajaja a mi casa, por eso esa es la cena mas odiosa de mi vida =I aunque ya dije que intentare cambiar mi perspectiva este año jaja ya les contare =)
Saluditos xoxo♥

TitoDolores dijo...

.. cuando tenia 10 años.. deje de creer en papanoel.. pero es bonito ver la dulzura de algunos niños que creen en esa magia...

yo hasta ahora, cuento como me hicieron creer q papa noel existía xD... bueno ya contaré !!
saludos :D

Pandex dijo...

China Toon te cuento que yo nunca creí en Papa Noel o almenos cuando lo intentaron inculcar, nosotos ya habiamos descubierto que mi mamá daba a esconderlos regalos a la vecina. Recuerdo q una vez fuimos a jugar con los vecinos y vimos esos regalos y nos quedamos impresionados, luego, estaban bajo nuestro arbolito xD! q tal coincidencia no? mi mam hacia que pusieramos un zapatito en la ventana! yo como tenia pie plano extremo haha ponia mi chancabuque haha muy comico...

Saludos! oie el unico Papa Noel q adoro y en el q "creo" es el d Coca COla hahaha porque adoro mi coca cola de dos litros heladita en navidad aunque acá sea más de chocolate que en Perú hahaha

Lulux dijo...

Que bonito post....me has heco recordar mis Navidades de pequeña. a mí si me hicieron el cuento de "Papa Noél" junto al "niño Dios" quienes traían los regalos. Juraría que un día ví su trineo volar por el cielo, así lo recuerdo hasta ahora. El día que santa no me trajo regalo me explicarón que era mi papá quien los compraba y como había estado en huelga allá por los mediados de los 80's pues ese mes la familia estaba con lo justo y no había regalo. Me dolió tanto el engaño que me pase toda la noche llorando frente al reloj, jamás de los jamases le haré creer a nadie en esas cosas.
Me encanta la decoración de Navidad ☻☻☻ pero la prefiero en las tiendas y no en mi casa, quizás compre un osito vestido de santa para colgar en el auto.

Besos

China Toon dijo...

Hola Yesi!!! Yo también caigo en la nostalgia en estas fechas y me pincho como globo, pero eso ha sido ultimamente...será porque que extraño a algunas personas...pero si me conoces sabes que no me dejo llevar por la pena. Siempre trato de aprovechar al máximo, él único día del año en que todo se detiene. La verdad que cada vez es más difícil porque una ya no es niña. Carajo! Cómo quisiera que el tiempo vuelva atrás! Pero, puestas en esta vida, no nos queda más que seguir para adelante, amiga.
Papá Noel es el amor de mi vida, jajajaja, en serio, pese a todo, es un personaje que me encanta y no concibo la Navidad sin él. Siempre he oído que el descubrimiento de que no existe es un trauma tremendo, no me agradan las mentiras, pero, ya teniendo sobrinos, me pongo en el caso de querer chantajearlos con el Papá Noel, jajaajaja. Una vez, Diana (sobrinita por el lado de Chris) tenía como 3 añitos y la llevamos a Metro. No sabes! Se la pasó persiguiendo al Papá Noel totalmente transtornada!!! Lo amaba maaaal, jajajajaja...es un encanto la inocencia del Manatial y de todos los niños...huelo a madre, no? jajajaj
Te mando un abrazo enorrrrme, hasta allazote, directo al DF.

China Toon dijo...

Ina,queridaaaa...pero te cuento que mi papá no militar era odiosísimo en Navidad! No cenaba con nosotros, y para remate, nos mandaba a dormir temprano, pero Yo decidí no aguarme la fiesta y recogí los mejores recuerdos de esas fechas...es triste la separación de tus papás, aunque seguramente haya sido lo mejor para ellos. Sin embargo, creo que siempre hay amigos que nos quieren con quienes compartir.Ánimate! Todos tenemos cosas tristes en esta vida. A mi, cada Navidad, me hace falta mi abuela y mi tía...las extraño muchísimo y quisiera que estén a mi lado, pero es imposible...lo cierto es que la vida sigue y nos toca tratar de ser felices.
Espero que encuentres un punto de alegría para ti, amiga.
Un beso grande

China Toon dijo...

Tito Dolores! Totalmente de acuerdo. Mi niña interior me empuja a disfrutar las fechas, aunque todo lo demás esté en contra...Cariños!

China Toon dijo...

Pandex! jajajaja que vacilón lo de tu chancabuque!!! Imagino que bien limpiecito para no espantar a los renos, jajajaja...El Papá Noel de Coca Cola es un clásico, a mi me encanta, tanto como la bebida, ¿te imaginas cómo sería el Papá Noel de la Inca Kola???? El Yeti, no?? qué feo, jajajaja...Pero un poco más en serio, de verdad q no sé cómo le haré cuando tenga mis Chuckies para no matar la tradición navideña. Complicado
Besos, mi Pandex!

China Toon dijo...

Lulux! ¿Pero en serio lo viste? Hay cosas que le pasan a una de pequeña ¿cierto? Yo miraba por la ventana mucho para ver si lo pescaba. Y mira, sabiendo que no existía...qué caso, Yo! Pero eso debe ser que te sucedió como a mi, cuando me sugestioné tanto con Drácula que creí que un murciélago se metió en mi cuarto y se posó en mi espalda. Recontra real!!! Es divino ser niño y creer en estas cosas. Yo también he llorado mucho en Navidad, no te creas que no...pero he decidido quedarme con los recuerdos mejores.
¿Porqué no te gusta decorar la casa de Navidad? Mil besos, amiga

ѕocιaѕ dijo...

Que lindo post, y como sé que vienen continuaciones ya sé lo que me espera =), es todo un lujo el que existan diversas tradiciones y con el paso del tiempo si nuestros padres no nos las enseñan nos topemos con esa variedad que esta frente a nosotros y así podamos adoptar la que más nos parezca.

En mi casa mi Papá Noel, era mi abuelito que ahora esta en el cielo, creo que mi mamá le pasaba mis peticiones porque recuerdo mi cara de sorpresa cuando él llegaba de USA con las cosas exactas a las que había anhelado, sin embargo en mi casa mi papá y mi mamá nos premiaban el día de reyes, y aunque se supone eso de convertilo en Santa Claus es para niños la base de esta historia es San Nicolás y viene acompañada su imagen de la fe que le tengamos a esta fecha, a la esperanza y los sueños que vienen con ella.. Te imaginé de pastora jeje, y me conmovio mucho la carta, sin duda como niños lo que más deseamos es ver el pinito, y que en tu casa reine ese espiritu lejos de un buen regalo.

Saludos amiga =)

Lulux dijo...

Tal como le respondía a Padex en mi blog- en el post del cascanuez- tuve eun desencuentro con mi E y finalmente opté por no volver a decorar, ahora con tantas cosas que hacer eso me acomoda como anillo al dedo. Estas Navidades no pensaba dedicar mucho tiempo a lo de la cena y hemos tenido la suerte de estar invitados a la casa de unos amigos para ese día. La Navidad aquí ( énfasis en aquí , mi villa) es muy diferente, los vecinos son solo de 'hola y chau' estamos solos los dos es casi como cualquier otro día...no es que me de tristeza es más bien PEREZA!!!!!!!! ☺☻☺ así que paso de la decoración.

Besos

China Toon dijo...

Socias! La Navidad es la época del año que más cargada de recuerdos viene...felices, otros no tanto y de los más o menos...acá en Perú como que hay mucho entusiasmo. A diferencia de otros años, veo que la gente ya está arreglando sus casas...espero que también sus corazones, que sería lo más bacán.
Qué linda la historia del abuelito con los regalos de USA...magia. Mi abuela era medio Papá Noel, ya lo contaré. Me encanta que les haya gustado este post. Gracias por pasarse por aquí, chicas.
Mil besos!

China Toon dijo...

Lulux, a mi me está dando pereza el arreglar, así que tengo que ponerme navideña "in mente" concentrarme, porque si no, lo arruino todo. Debe ser porque no estoy parando, ando muy recargada de cosas, full chamba, amiga. Pero bueno, espero tener tiempo ya para esto. Te mando un abrazoteeee!!!

Rocio @ Casa Haus dijo...

Hola Chinita!!!

A mí de pequeña me dijeron que quien traía los regalos era el Niño Dios, y me encanta que haya sido así. De hecho, cuando nació mi hija, decidí seguir haciéndolo así, porque me parece que le da mucha más importancia a lo que realmente celebramos, que es el nacimiento de Jesús. No es que no me guste Santa Claus, ni nada por el estilo. Nos parece fabuloso, y nos gusta tenerlo en las decoraciones en casa y todo. Sin embargo, mi hija ha aprendido que Santa Claus es el lado "comercial" de la Navidad, y que es lindo, pero que en realidad es el Niño Jesús quien viene y deja los regalos... es muy bonito, porque a quien le escribe una carta es a Él. Y tiene toda la ilusión de los demás niños, pero por él. Como que mantiene las cosas en perspectiva.
Por otro lado, nos encanta decorar para la Navidad, pero debo admitir que este año, con la cuestión de la 1a comunión, no tengo tiempo ni de pensar en eso... En fin.
Te mando un afectuoso saludo y muchos abrazos!

China Toon dijo...

Rocío, qué lindo saber de tí. Sí, te hago muy ocupada por la Primera Comunión de tu niña, es la temporada, lo sé. Es una buena idea esa del Niño Jesús, no se me había ocurrido. Al igual que Tú, me gusta el Papá Noel pero andaba cabezona con eso de pensar en qué le diré a mis hijos cuando sea Navidad...aún no los tengo, con lo cual demuestro que soy medio boba y angustiada, jaja...Que pase el ajetreo de la PComu. y estoy segura q nos mostrarás las bellezas que hay en tu "CasaHaus"
Un abrazoteee

Raptor Plateado dijo...

Orale intensas declaraciones China, en lo personal siempre me a gustado el ambiente de mercadeo navideño esos comerciales de la cocacola con los trailers en la nieve el frio (aunque vivo en la costa) la ropa tejida y la emoción de esperar que me tocará de regalo para la maña del 25... curiosamente fue un 25 de Diciembre que decidimos unir nuestras vida mi damita y un servidor asi que tengo un regalo anticipado...aun así me gusta esperar algun juguete de mi agrado, me encanta ver las peliculas con temas navideños y los especiales de la TV en series y programas que hablan sobre esta fecha, aquí en mi país la quema de cohetes es parte fundamental y es algo que siempre me marco desde la infancia (en especial cuando uno me exploto aunque sin daño irreparable) creo que es una de las fechas que más em agradan y esta navidad quiero darme muchos autoregalos.. jajaja bueno nos veremos luego disculpa si eh tardado en comentarte china, pero eh tenido problemas tecnologicos.. un saludo y espero seguir leyendote pronto...

ana dijo...

Hola Chinita!! que hermoso post! y que bonito conocer tradiciones navideñas de otros lugares... cuando yo era pequeñita en casa de mi madre que es de un pueblito siempre ponìamos nacimiento y cantabamos posada y rompìamos piñatas, era todo màs tradicional... los regalos los mandaba el niño Dios no Santa Claus pero al estar tan cerca de los Estates pues era irremediable su llegada a los hogares mexicanos gracias a la Coca Cola y los programas de TV... en fin... ahora cuando decoro mi casa para Navidad pongo el àrbol y el nacimiento tradicional pero la verdad no pongo ningùn santa claus... siempre fue algo "gringo" para mi... un abrazo!!!

Giovanna ♥ dijo...

Yo tampoco creía en Papa Noel, jeje creo que es porque la tradición es diferente. Para mi lo mas importante siempre ha sido pasarla en familia, escuchar villancicos y comer mucho paneton con chocolate!
Gracias por pasar por mi blog y por tu lindo comentario :D me alegro mucho!
Besos y abrazos!
Giovanna
Boho Market Blog

China Toon dijo...

Hola , Raptor Plateado: ¿El 25 es tu aniversario? Qué mostro, pensaba que la gente no se casa en esas fechas, Tú sabes, por lo de las fiestas, pero me parece genial. La Navidad, con todo lo comercial que es, a mi me encanta,no lo quiero ni puedo evitar. Acá tambien se revientan cohetes, uf, no sabes la cantidad. Mi suegra es la principal proveedora, tiene un arsenal, jajaja, nos la pasamos muy bonito, ya que a mi también me marcó la infacncia, positivamente y, al igual que a tí, también me reventó uno en la mano, jajaja, pero solamente me hizo doler,felizmente.
No te preocupes si no puedes comentar siempre, aunque me gusta siempre leer lo que escribes, pero Yo entiendo que estas fechas son de locos, aunque bonitas, eso sí. Un abrazo

China Toon dijo...

Ana, preciosa! ya tienes decorada la casa? Ojalá se arregle pronto lo de tu máquina para que lo puedas poster. Yo todavía no saco ni un solo muñeco, por falta de tiempo, ya que ahora estoy pilas con la Navidad. Son muy bonitas las tradiciones de Navidad, especialmente porque es la única época del año en que, calculo, todos nos detenemos para estar con la familia o los amigos. Un besote!

China Toon dijo...

Giovanna, siempre es un placer ir por Boho. Ya ví tu vestido con encaje y está precioso, paso de todas maneras a comentar más. El panetón es lo más ricoooo, pero Yo prefiero mi tacita de café, no me llevo mucho con la leche, jajaja...cariños!