30 jun. 2010

Mi cartelera del mes

Yo ,que en un post anterior declaré la guerra al fútbol para luego sucumbir ante el vicio del juego y los goles (bautizada Polla Maga , en honor a la súper dulcería de donde provendrá el premio) y andar cantando como tarada waka-waka, sin el menor pudor (lo confieso), para no pecar de inconstante y porque realmente no puedo vivir mucho tiempo sin pisar una sala de cine, me escapé este mes de junio, que ya se nos fue, a Cineplanet con mi adorado tormento y me vi estas pelas que , para ser sincera y transparente, no son nada del otro jueves, pero entretienen. Aquí dejo mis comentarios con maldad, alevosía y ventaja. Jojolete.

Sexo en la ciudad 2 …ehhh, bueno , ya escribí todo lo que podía con respecto a mis sentimientos por la serie. Para mí es y será mil veces mejor que las películas y si por algo acudí al “llamado de Manhattan” ha sido por purita nostalgia del ayer e identificación fraternal. La película es entretenida, cumple en ese aspecto , me maté de risa y todo genial, pero me ha parecido too much. Que si por ahí están más tías, que si exceso de glamur para esta época de crisis mundial, que si no tiene sentido llamar con ouija a Aidan, etc. Es lo que he leído por aquí y por allá, pero claro, tampoco esperaba ver a mis amigas lindas y neoyorkinas planchadas , paralizadas por el bótox con la cara de Jimmy Santi, noooo. Están como deben estar, con sus años, sus patitas de gallo ¿y qué? Es parte de la vida…lo que no me gustó, a pesar de que suspiré junto a tooooda la sala de cine cuando lo vi aparecer, es el remember de Carrie contra Aidan . ¿Es que esta buena chica (ni tan chica ya) nunca va a madurar? Yo era feliz con la imagen última de Aidan y el bebé Tate en brazos en la serie, cuando , la Miss Bradshaw, para variar, huía de un novio por ahí y de cazuelas se lo encuentra. Pero lo de Medio Oriente me pareció un abuso de la película. Por otro lado, tiene sus partes tiernas, de camaradería, de lazos fuertes de amistad que me hace echar de menos a mis amigas y casi lloro como una Magadalena cuando Charlotte se pasa de tragos e intercambia confidencias con Miranda acerca de lo difícil que es ser madre. Debe ser mi reloj biológico. Lindo momento también cuando Stanford se casa con Anthony. Me compro el DVD. Así soy Yo de sentimental.

El príncipe de Persia, las arenas del tiempo esta versión de un video juego que no conozco (Yo, de Mario Bros no paso) es predecible desde el inicio, donde el príncipe de Persia debe recuperar una misteriosa daga ,que cuando libera la arena que contiene, te hace retroceder en el tiempo. A los pocos minutos de iniciada la película, creo que no hace falta ser tan mosca para darse cuenta quién es el malo y qué es lo que puede pasar, si bien es bastante ágil, con escenas de acción muy bien hechas y Jake Gyllenhaal …abro signo de admiración ¡con un cuerpo de gimnasio, que está bien guau! Es todo lo que Yo puedo decir, porque ya hasta me olvidé de gran parte de la trama o tal vez la pueda recordar de tan sencilla que es, pero no hay nada, pero nada ,más impresionante que el buen Jake.
Mañoserías aparte, la verdad es que nunca me voy a olvidar de su maravilloso personaje en "El Secreto de la montaña", una de mis películas favoritas, así que lo perdono si ahora quiere hacer de personaje de vídeo juego. Pese a todo, la película es entretenida, bastante en la línea de "El Rey Escorpión", "La Momia" o "El Regreso de la Momia", cumplidora. Te la puedes pasar bien.

Los Magníficos un ataque de nostalgia ochentera me llevó al cine el último viernes (y en ese ataque arrastré a mi amado) a ver algo que había jurado no vería. Soy una inconstante, contradictoria y casi patológica persona porque, en verdad, aunque en un principio no quería ni ver a Liam Neeson hacer de George Peppard (porque George ES “Hannibal Smith”), pudo más mi ángel malo. Vi desfilar ante mis ojos, mi inocente y crédula infancia de la mano de Mario, el Loco Murdock, Faz y Aníbal (los nombres con los que los conocemos en su versión en español) y me acordé de cosas que ya ni tenía en cuenta, como que los Magníficos jamás mataban a nadie porque claro, eran los ochenta y además eso complicaría su ya muy enredada situación legal, ¿no? Y que tampoco había visto el primer capítulo, por lo tanto, ni sabía bien por qué michi habían pasado a la clandestinidad. Bueno, nuestros héroes, en la pela matan, revientan, engañan, planifican, todo en medio de muy buenos efectos especiales .Toque siglo 21, pues.
Face (o Faz) chapa rico y sigue viviendo con gran estilo y dicho sea de paso (la nota frívola va acá) este actor está más repapito que el original (¿para qué me hago la que no?) Hannibal todavía es el cerebro del clan, fuma su puro, está más atlético, alto y joven. Bien Liam Neeson. No abusa, aunque me tenga harta de sus papeles de “mentor”. Murdock más loco que nunca y más dinámico.Yo recuerdo que el original era loco ¿ ya? Pero tenía la mirada así como perdida, (0)(0) ¿o serían los medicamentos? Para esta versión, lo interpreta un actor bien interesante: Sharlto Copley que ya lo vi antes en Sector 9. El que no funka, para mi, es Mario Barackus .Claro, no es Mr.T definitivamente, aunque esté creado a su imagen y semejanza, y además creo que le falta una papa más al caldo, pero, en honor a la verdad, creo que es una película buena, que no han “calcado” al 100% a los personajes aunque sí mantiene su esencia, es divertida y los actores tienen gran química. Por supuesto que los fans de la serie la van a comparar, como aquí hago Yo y alguito les molestará, pero si te quieres pasar un buen rato full acción, humor y además,cómo no, tener tu remember, está es tu pela. Ve al cine y recuerda que...
"(...)si alguien tiene un problema, necesita ayuda y puede localizarlos, tal vez pueda contratar a... los Magníficos".

Líos de mesa

Aviso de interés nacional : en el último momento, el ceviche se peleó con el pollo y de una patada lo envió a celebrar hasta el tercer domingo de julio. Modifiquen su agenda.

23 jun. 2010

Día del Pollo a la Brasa...¿Y la Salchipapa, qué?

Con no poco asombro escuché la noticia por la radio: El último domingo de junio y por iniciativa del Ministerio de Agricultura, ha sido declarado Día del Pollo a la Brasa. Digo, qué rico, pero ¿No era Día del Ceviche y luego se venía el Día del Amigo? Yo estoy medio confundida con el tema. Muy aparte, me estresa esa manía de buscar motivos para chupar y tragar que tenemos los peruanos. Porque no me van a decir que so pretexto de, no te vas a pegar tu atracón de pollo y tus buenas chelas para festejar hasta el día de tu perrito.Yo creo que es bacán que promocionemos las cosas tan ricas que tiene nuestra variadísima gastronomía ( y tuya también) , me parece genial ya que los peruanos somos comelones por tradición y ni que se diga, pero como que estamos saturando un poco el calendario. ¿No basta con que esté lleno de santos? Espero que nunca se ponga de moda el bautizar a las personas (mismo santoral) por la celebración que corresponde a su fecha de nacimiento: ¿Te imaginas cómo la pasaría la señorita Polla Brasa(digo en femenino) López Flores o el señor Ceviche Hernandez Gómez? Y Yo podría llamarme Pisca (en honor de) si mi cumple hubiera caído el día de nuestro licor de bandera, no? Pero bueno, no voy a rasgarme las vestiduras por la fechita de marras ya que con día del Pollo o sin él, igualito todos los peruanos visitamos una pollería, mínimo una vez al mes y si vamos a hacer caso lo que dicen por ahí, 9 de cada 10 peruanos prefiere comer su pollo a la brasa. Oe! ¿ No es el ceviche nuestro plato de bandera? Lo cierto es que en cada barrio de Lima siempre vas a encontrar un chifa, una sangucheria (o su carrito sanguchero) y tu pollería de rigor. ♫Pollito con papas ♪ pollito con papas ♫

Antes, cuando Yo era chibola, casi era un lujo comer pollo. Hoy en día lo encuentras por todas partes y de todo precio. Me acuerdo que mi papá nos llevaba a pasear al Centro de Lima cada domingo. Caminábamos por lo que antes era la Plaza de Armas (hoy, Plaza Mayor) , mirábamos las vitrinas de las tiendas como Oeschle, por ejemplo. Las vitrinas no más porque antes no habría ninguna tienda en domingo. Era un día medio muerto y la verdad bien aburrido para ir por esos lugares, pero la recompensa venía después cuando nos llevaba a comer en la Casa del Pueblo, el local del Partido Aprista en Alfonso Ugarte. ¿Qué quieres que te diga? Mis papás son del Norte, La Libertad para ser exactos, cuna del aprismo. Ocurre hasta en las mejores familias. Entonces podías ver desde tu sitio a los pollitos calatos girando en su barrita, dorándose, despidiendo ese olorcito a aderezo tan rico, a punta de brasas calientes. Provocaba, aunque tus preferencias fueran otras y claro, no nos salvábamos entonces y tampoco ahora de los juegos sicológicos de mi madre:
Mamá : "¿Qué van a pedir?, ¿qué quieren comer?"
Hermano: "¡Pollo con papas fritas!"
Hermana y Yo: "Quiero salchipapas"
Mamá: "¿Por qué no comen un pollito?"
Hermana y Yo: "Quiero salchipapas"
Mamá : "Pero coman su pollito , miren es más grande, tiene bastante carne…"
Hermana y Yo : "Quiero salchipapas".
Mamá: "Pero mejor pidan Pollo"
Hermana y Yo : "Paaapáaaaaa..."
Ya dejé de preguntarme ¿para que michi consultas, madre?

La verdad es que Yo tan fan nunca he sido del pollo como de las papas fritas. Eso es lo primero que como. Eso y el pellejo del pollo, crocante y dorado. Con mi ajicito y mi mayonesita de ley, eso sí. Porque papitas sin ají es como ceviche sin limón, no tiene gracia. Mi perdición son las salchipapas de Hikari , único lugar donde sí me provocan comer las salchi casi tanto como las papas. Luego tengo mi point nostálgico, aquel que visitaba con mis amigas que ya no viven aquí, las mismas que luego llevaron a sus amigas y estas a sus amigas, y a sus amigas, etc. Se llama“El Vaquerito” donde las papas son  ni muy crocantes como un snack , ni muy sueltas como en sancochado. Me trae hartos recuerdo ir allí de cuando solamente era un huequito en el cual los dueños, entonces un pareja de jóvenes emprendedores, habían puesto sus ilusiones preparando esa delicia que todos los domingos , mi flaca humanidad acompañada de alguna amiga, se embutía como si fuera la última salchipapa del mundo. Pasaron los años y cuando ya no eran mis escasas propinas las que pagaban la cuenta, sino el sudor de mi frente, ósea mi chamba, podía llevar a mis primas-tías-sobrinas (Macondo otra vez) a comer o a llevar a la casa para seguir tragando. Así, luego fue con otras amigas y hasta con C. Recuerdo que Yo fui la primera en invitar…es cierto, se llega por el estómago, jeje.
Hoy en día ya creció el negocio, luego de20 años, sirven pollo, también anticuchos, hamburguesas pero la estrella es y seguirá siendo la salchipapa. Claro al tamaño de las porciones también le afectaron los cambios de gobierno, el fujishock, la re-reelección, Toledo y Zaraí, la tía Karp,la fuga del Doc y qué sé Yo, pero el saborcito sigue siendo el mismo, ese que te hace regresar una y otra vez, aunque ahora una tenga que moderarse muuuucho para cuidar la figura porque todavía no han inventado salchipapas light, que dicho sea de paso, serían un asco, lo sé. Aunque, también, el volver se deba a que esté cargado de recuerdos, eso sí.

Punto aparte merece el  Pardo’s Chicken. Mención honrosa además, porque tiene su franquicia y todo, hasta fuera del país. Claro, allí salchi no hay porque no es su plato fuerte. Bueno, este point es el más conocido y de mejor sabor, porque a los otros prefiero ni mencionarlos y me ahorro el raje. Acá encontrarás las papitas  fritas que son una delicia, con su ensalada, claro está. Si quieres acompañas tu pollito con una Inca Kola o  tu chica morada ( que es buenaza y mejor que la gaseosa, de lejos) , tienes todas las cremas a tu disposición y sí, el ají es genial.
Aunque sigo sin verle la gracia a nombrar un día especial para conmemorar (?) al pollo a la brasa, porque igualito vas a comer hoy, mañana, y siempre, valgan verdades, habrá gente que irá por ahí a celebrar  y a seguir comiendo y engordando, felices con este plato que tiene más de 50 años de creado, según la tradición por Roger Schuller, inspirado por su cocinera , allá en Chaclacayo, luego abrió la famosísima Granja Azul que hasta hoy funciona, que aunque te sirvan pollo cuerpo de paloma, igual es una delicia y nadie lo puede negar. Hasta es un plato que integra , dicen por ahí, por que lo hay hasta en en el primer piso de los telos, jeje...boca come. En fin, sal por ahí, come tu pollo, que Yo feliz,  tal vez me animo y me olvido de tanta dieta que ya me tiene hablando con mis tripas. Una salchi me provoca. Provecho para mí.

22 jun. 2010

Aventuras en el Ombligo del Mundo

Desde que C y Yo nos casamos decidimos hacer los viajes que de solteros no hicimos, antes de que vinieran los cabezones (léase bebés) y antes de que se nos acaben la plata o las ganas. Por eso, contraviniendo a ciertas tradiciones, léase la típica fiesta en la casa de tal o en el club cual, se nos ocurrió que para el Año Nuevo, debíamos hacer un viaje y recargarnos de energías positivas. Lo más lejos posible de todo y de todos. Para esto, que mejor que el Cusco," ¿no, mi amor?". Y cual fervientes seguidores de “El Secreto” solamente lo deseamos y púm! La circunstancia se dio. Chapamos maletas, ropita abrigadora (me fui de shopping en busca de los calentadores perfectos, yeeee), coca (de aquella que se hierve para tecito, pues), unas galletitas de agua, la cajita de Sorochepills (mi nuevo infaltable para viajes largos y de altura, benditos sean!) y mi bolsita(bolsota, mejor) de caramelos de limón porque, Oh, detalle! El viajecito lo haríamos en bus. Cruz del Sur, primera clase, todas las comidas y 21 horas por delante! Previo discurso de C. sobre el sentido de la aventura y lo hermoso que sería el paisaje. Muy Green Peace, Él.
Costó que me convenciera de volverme la aventurera que ya no soy. Costó, especialmente cuando nuestra agencia de viajes (Red de viajes ,aquí va el cherry) nos dijo que el plumón marcador para redibujar nuestros pompis venía incluido en el paquete. En fin, que hasta Cusco nadie nos para, mi cielo, y todo bien literal. A decir verdad, hicimos dos paradas, una en el Sur (Chincha) y otra en Ayacucho (plena sierra peruana). Decir que el paisaje del camino era bello es decir poco. Espectacular, variopinto, emocionante y no me fue tan mal con la altura, porque, claro, hice uso de mis pastillas y me la pase chupa y chupa mis caramelitos. Lo único pufi fue una niña que estaba delante de nosotros y se la pasó vomitando todo el viaje. Pobre, eso de viajar sólo con el papá no funcionó para Ella y ni hablar de compartir mis pastillas, que no son Desenfriolito, tampoco. En todo caso, diré que mi recuerdo del bus no huele a aventura.
Cuando llegamos a Cusco me sentí besada por la ciudad. Una fina corriente de aire me dio en la cara. Camino al hotel, tuve que despertar de mi ensueño porque ahí los choferes son tan temerarios como acá. Tu par de ojos no son nada, mi estimada, y cualquier precaución es poca, pero hasta de eso me olvidé cuando empezamos el tour: Koricancha, donde nos agarró la lluvia y compré las caperucitas de plástico porque, para variar, paraguas no tenemos, luego Pisac, Quenqo, Urubamba , ósea Valle Sagrado de los Incas y más lluvia, riquísima lluvia, mucha historia y la sensación de estar viviendo algo irreal, algo mágico. Lo que sientes no lo puedes explicar con palabras y tampoco, luego de todo ese paseo te queda aire para hacerlo. Subimos, bajamos, trepamos, andamos en medio de gente venida de todas partes del continente y del resto del mundo. Nuestra apretada agenda nos puso en marcha hacia Aguas Calientes muy pronto. Lo genial es que teníamos nuestra manchita: gente de la Colonia Nikkei, amigos muy entrañables, mis primas-sobrinas-tías (enredos familiares mismo Cien años de soledad) y nos la pasamos chévere. Los desayunos especialmente, juntos, conversando, tomando el cafecito de ley con su pan crocante, rico, con aroma a sierra. Almuerzos en medio de risas, picando la comida de todos, tomando coca caliente. Como buena, hasta enseñé a unos chilenitos (chiquillos ellos) a prepararse un mate, muy seria Yo, con mística para impresionar, cuando la impresionada era Yo. Luego, los microclimas son otra cosa. Puedes pasar del sol a la lluvia con una facilidad que no te la puedes creer. Es como una línea trazada en tierra. De aquí para acá tienes Sol y pasándola llueve un poco ya? pero hasta aquí no más, ok? Porque le toca de nuevo al Sol…
Foto 1) Palacio Koricacha, vista exterior. Foto2) Plaza de Armas

Fotaleza de Sacsayhuamán
Plaza de Armas. Víspera de Año Nuevo

Valle Sagrado
El Año Nuevo nos cogió a todos en el hotel de Aguas Calientes. Yo medio calata, vistiéndome con todo lo que pude hallar porque afuera llovía a mares (Como no había visto desde nuestro viaje a Brasil, y hasta creo que más) y casi peleando con C. porque soy una demorona de michi. No pude hacer todas las cábalas que hago año tras año. Nada de bañarse con flores y perfumes, ni doce uvas, ni deseos al comerlas, salvo mis lentejas de rigor. Tengo esa tonta costumbre de llenar mi monedero de lentejas, dizque para que no me falte el dinero. Sea por esto o porque me mato trabajando aunque no lo parezca, hasta ahora, me ha ligado. En fin, terminé saliendo apurada repartiendo lentejas a todos mis amigos y a C., con su besito de por medio, y así se deje de joder un poco, ¡que es Año Nuevo! Hasta la cena fiesta danzant , nadie nos para…pero claro, no vale demorarse mucho porque el guía nos recogía a las 5 de la madrugada para nuestro amanecer en Macchu Picchu.
No quiero ser agualete, pero si Cusco es una ciudad que te cuesta un ojo de la cara, Macchu Picchu te deja ciega. Un sándwich de pollo, modelo croissant te cuesta 24 soles, Plop! No sé pues, lo hizo quién y en qué museo está ahora? Pero bueno, para un turista extranjero pagar 8 dólares les parecerá rebaratísimo, supongo y todo está orientado a eso, en realidad. Pero en fin, siempre puedes llevar tu propia comida con tus bolsitas para la basura, no seas cochineli, por fa. Y no te olvides de llevar tu remolque. Yo tenía a C. que cada que me cansaba me cogía por un brazo y me llevaba cual bulto porque ya no podía respirar y mis pobres piernas, con el sobre entrenamiento de los días anteriores, parecían no poder dar un paso más, pero lindo mi amor, siempre salvando a esta pobre China.



Decirte que Macchu Picchu es espectacular es ser repetitiva, ¿no? Pero lo es, mil veces lo es y vale la pena tanto sufrimiento y tanto calor que te soplas una vez que el Sol, que hasta entonces ni se había asomado, hace su entrada triunfal y despeja toda esa neblina que ya te estaba haciendo maldecir a los Apus (señores de los cerros) porque no podías ver nada, de nada. Pero ahí está el Wayna Picchu (el inca joven), la ciudadela y sus camélidos preciosos , pastando tranquis , como si Tú no estuvieras ahí. Ahora, a ver, trépate hasta lo alto de la Casa del Vigilante para que tengas la panorámica de rigor, toma tus fotos y disfruta del aire fresco que eso no hay en Lima. Si puedes y no genera ningún desequilibrio ecológico, haz tu pago a la tierra: ofrece tu hojita de coca y tu lentejita a la Mama Pacha (Madre Tierra) para que no te falte la platita y la salud, pero sobre todo, da las gracias a Dios por qué naciste en esta tierra bendita, donde hay tanto que ver y tanto que disfrutar como la maravilla que tienes ante tus ojos.


El retorno a la ciudad,no te lo aconsejo en tren cuando es de día pues hace un calor tan sofocante como el de Piura y por ninguna ventana entra el suficiente aire. Esa fue mi realidad de Perurail, clase económica. Ahora, si tienes un poco más de 300 cocos para pagar tu Hiram Bingham, bien por ti y grande má! Pero te aconsejo que te aprietes un poco el cinturón porque lo que tienes para comprar en las ferias es mucho y no tan barato. Eso sí, no dejes de comer tu choclo con queso en la estación porque no hay nada igual por Lima. Esos choclos tienen unas muelas tan grandes como las de Magaly y las mamachas te los dan calentitos, de la ollita a tu panquita y de la panquita a tu boquita. Rico.
De vuelta en la ciudad me agarraron unas ganas de quedarme, tan fuertes, que hasta ahora creo que podría vivir allí, especialmente cuando conocimos a Kyi , una japonesa que vino de turista y se quedó flechada por la belleza de la ciudad imperial. Más criolla que cualquiera de nosotros, Kyi se conoce cada riconcito y se las sabe de todas, toda pues trabaja en turismo. Muy expresiva, muy conversadora como no te puedes imaginar a una japonesa y creo que todos quedamos encantados con Ella, nos comentaba lo que ya habíamos notado: que les falta mucho en cuanto a atención al turista, para alcanzar siquiera a Lima. Suponemos que es porque la gente no para de llegar y ya se sobraron, que te hacen esperar un ratazazazo para darte una pizza a la leña, en una noche en la cual no hay tanta gente en el local de tu elección. O que si un cliente rompe algo sin querer, casi te hacen un juicio, en lugar del clásico “no se preocupe, ahora limpiamos esto” al cual nos acostumbramos en la capital. Pero bueno, digamos que nada es perfecto y que todo lo demás compensa estos antipáticos detalles. Aclaro que esto último no me pasó a mí, aunque conociendo mis torpezas, bien pudo ser, pero nones.Testigo soy.

18 jun. 2010

Chocolate caliente para... el pelo!

No, nunca tuve estómago para soplarme la serial de "Chocolate caliente...", "Sopa de Pollo...", "Ají de gallina..." o cualquier cosa para el alma. Nones. No es lo mío, no me va. Opino que si los libros de autoayuda de veras sirvieran , no habrían tantos. Que me perdonen Don Chopra y Don Weiss. En cuanto a recetarios de comida... Yo de mi recetario Nicollini no paso, soy full Internet (Yanuq, te amo) y no me ligo con libros de nombres de recetas , salvo sus honrosas excepciones, léanse "Como agua para chocolate" o "Afrodita" que no son libros de cocina precisamente, sino una delicada mixtura de historias y comidas. Pura inspiración. Puesto el parche y para que no te me impacientes, prosigo con este intento de Toque fashion.
Todo el que me conoce, (o más bien "la" porque a los hombres qué michi, no?) habrá escuchado "n" veces de mis labios quejarme de mi cabeza de Mafalda. En serio es un problema para mi eso de tener tan indefinidas greñas como las mías. Es una cosa que me pone de malas, especialmente si tengo que salir corriendo a trabajar con las mechas al viento porque no me gusta usar la secadora. Es más, no tengo una porque precisamente detesto que se me reseque el cabello con ese aparatejo. Entonces, guiada por mis revistas de moda y los mil y un blog que leo(la verdad, me senté en las tendencias, sorry), se me ocurrió atacar a mi estilista y pedirle que me haga el alisado de una buena vez, por amor de Dios por que ya no me sorporrrrtoooo. Así que me aparecí el sábado por la noche en su salón y bueno, este gran hombre (lindo Él, comprensivo, genial, amistoso y no gay) tuvo la idea de aplicarme la técnica del Chocolis, ósea el alisado con una crema a base de chocolate, que en su potecito se parece al helado de vainilla y chocochips(ñam!).
Resulta que me tuvo casi tres horas en el salón. Lavando, lavando, lavando, secando, aplicando, secando, etc. y la verdad que ya casi estaba arrepentida. En realidad, me duró el pesar hasta el lunes porque no me podía lavar mi cabellera en 48 horas...pero bueno, quedó bastante bien, no lacio pelo de tallarín, tampoco, pero si aplacó la ira de mis cabellos y me ha dejado un poco más parecida a heroína de novela coreana, pero eso no es culpa del alisado, sino del par de ojales que tengo por ojos. Igual, estoy contenta.
Te voy a contar como es para que si sufres de mi mal, te animes. Esto fue lo que encontré en una página que lo promociona: "Chocolis es un sistema completo que busca facilitar el peinado, prolongar el efecto del blower, alisar progresivamente, hidratar la fibra capilar y dar brillo. Esto quiere decir que tu pelo además de estar cada vez mas liso, también se verá, sano , brillante y con vida, mejor dicho que mas pides, un liso de película sin maltratar ni arruinar tu pelo".
Valgan verdades, liso, liso no queda. Esto solamente lo logras con aplicaciones frecuentes, pero, que el cabello queda genial, suave y con brillo sí es una verdad completita.  No cuelgo fotos mías por que ya sabes que soy tímida y recontra arrochada, pero digamos que es más o menos así el efecto:

Que me disculpe la lindita de la foto por tomar su sacrosanta imagen en vano. En fin, ya con las lavadas te va quedando como más natural y te ves más Tú. Mejor dicho, me siento más Yo,ósea, ya encuentro mi cara, ya me puedo peinar y ya me puedo morir en paz. Mejor en tres meses, ya?
Bromas aparte, te diré que lo que realmente me ha tenido molesta es ese olor de cacao que es bien fuerte. No diré insoportable porque ya me soplé las 48 horas con esta cosa en mi cabello (tieso como cuando regresas de la playa, agg!) pero el efecto ha sido casi como Yo lo deseaba. Ahora , si eres una chica muy curly , muy crespita y buscas el pelo de tallarín ( así somos, nadie está contento con lo que tiene), te diré que no creo que te dé mucho resultado. Mi cabello es esponjosín, con partes laceas y muy onduladas. Una cabeza de loca, realmente producto de una rapada que me mandé hace como 10 años (y luego porqué la gente dice que Tú y Yo estamos locas, Lucas) y aún así, con esa mezcla de cabellitos, nada, no es taaaan liso, liso, pero sí me ha quitado el frizz y me lo ha dejado uniforme. Además de con brillo, porque me dijo mi amigo estilista que actúa como una hidratante y no maltrata la pelambre. Eso dijo, y Yo le seguí la cuerda sin muchas ilusiones, pero para que veas, ahora doy fe y lo voy a nombrar mi gurú y santo patrono del cabello mixto. Feliz alisado!


14 jun. 2010

Balada para Adelina

Hace como 500 años que me parece que nos conocemos.
Hace otros tantos que no nos vemos?
Nos veremos pronto, eso sí.
Ya me siento como Susanita y Mafalda.
No me preguntes cuál soy.
Que sea pronto ya?
Para nosotras, esto...

La chica que partió a México , hoy está de cumpleaños

Esta entrada es muy personal. Personalísima. Hace lagunos años, sufrí una "orfandad de amigas". Sea por que la crisis económica golpeaba muy duro nuestro país o por que mucho más duro les habían golpeado al corazón, muchas de mis más entrañables amigas partieron al extranjero. Quedé casi solita, sin mi más importante soporte emocional. Pero bueno, como una de todo se repone y Yo no soy de las que caen y no se levantan, intenté ver el "lado B" del Long Play y descubrí que las amistades siempre se renuevan, o están allí y no se pierden, o te haces de nuevas personas que se ganan el título de amigas. De todo un poco me pasó en ese intento. Por ahí que perdí contacto con muchas y lo retomé, lo perdí, lo retomé, lo perdí, lo...y así, mil veces, pero a quien siempre, de una manera u otra siempre volví es a Yessennie. Con Ella me une más de un momento compartido. Nos unen los cambios de nuestras vidas.
Nos conocimos en el año 2,000 cuando Yo recién había cambiado de trabajo y me sentía más perdida y desubicada que huevo en ceviche.No tardamos nada en hacernos amigas. Compartimos tardes de lonches, comidas, cumpleaños,libros, charlas extensas, sueños (aunque Yo era muy reticente a soñar entonces) y mil cosas. Yo siempre creí que era como una princesa de los cuentos caída en esta realidad. A veces me río sólo de pensar en la comparación y me la imagino cayendo, como por descuido, de algún libro de una biblioteca y bueno, ¿qué más le quedó ya que no podía regresar al cuento? Se hizo su propia historia como hacemos muchas, como hago Yo. Cierto día, se enamoró de un mexicano, hizo sus maletas y contraviniendo todos los consejos y el sentido común (haciendo caso a su corazón y solamente a Él) voló en pos de su amado. Pero, al igual que en mis cuentos de hadas perversos, la realidad allá fue diferente de la que soñó. Felizmente, mi amiga ha tenido 3 poderosos aliados con los cuales lograr el equilibrio y redibujar la realidad a su favor : el tiempo, su gran corazón y la loca de la casa (la imaginación),que gracias a Dios conserva intacta.Y bueno, también gracias a Antonio, su esposo, en quien ha encontrado más que el apoyo que le dábamos sus amigas pues le ha dado una familia. Hoy es  feliz, en la forma en que Ella y Yo conocemos la felicidad: con drama y pasión, con locura y cordura,con harta creatividad. Buscando, indagando, preguntando y porqué no, evocando, ahí donde la realidad no es suficiente.
Sé ,que hoy que cumple años tal vez ya no esté depre, como me confesó en algún momento, a causa del paso de los años ¿Qué te puedo decir? Es parte del drama de nuestras vidas, já!. A lo mejor está por ahí con su Charro amado y su pequeño Faraón(su bebé, el precioso Amir) disfrutando de un paseíto por alguno de los hermosos lugares que hay en esa tierra que ahora Ella llama suya. Espero que sepa que siempre va a estar en mi corazón y ,que así como Yo soy parte su historia, Ella lo es plenamente de la mía. Tal vez nunca se lo dije pero el vernos cuando me casé por civil redondeó el día y lo hizo perfecto.

Y bueno, Yes, como no puedo darte un libro o algún otro regalo por tu cumple, le voy a robar la letra a Joaquín Sabina, de una canción que me gusta mucho y siempre me hace pensar en ti y en las épocas en que Tú me recordaste que se podía soñar y que estaba bien, incluso para las chicas como Yo. Es mi favorita,  Contigo. Ahí te va:

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá,
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.
Yo no quiero vecinas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.


Yo no quiero cargar con tus maletas;
Yo no quiero que elijas mi champán;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.
Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.
Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.
Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.


Yo no quiero calor de invernadero;
Yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí­.


No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas "volvamos a empezar";
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.
Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí­.


Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.


Feliz Cumple, Yes! Y qué tal ser amigas hasta quedarnos así, eh???



Oh, Yo espero que sí!

11 jun. 2010

Brilla,brilla Sudáfrica!


Y Yo no me he podido sustraer a la fiebre mundialera. ¿Qué puedo hacer? Ayer, en el cierra puertas de Ripley, estuve solamente una hora (intentando no desbordar la tarjeta) y vi pasar 4 felices hombres empujando sus pantallas LCD o Plasma como si de trofeos se trataran. Estaban en la gloria. Cuarenta y dos pulgadas, no te la pierdas.
Por todo lugar donde voy se respira el mundial. Prendo mi radio y dale con el waka-waka, prendo mi tv y veo a Shakira mueve y mueve las caderas y alzando las manos, una pequeña variante pero igual( ¿no tiene otra cosa más que hacer esta niña?), en fin, trabajo con hombres y vivo con uno.Caballero, no más hay que aplicar la de Macchiavello :”Si no puedes con el enemigo, únete a Él”, así que ya organizamos nuestra Polla Mundialera (descuiden, no me leen en España) con los chicos de mi área, pero en vez de apostar platita, le vamos al postre de una pastelería buenzaza de aquí de Benavides. Ríete de mi Zakumi.
Pero, frivolidades aparte, ayer me quedé muy sorprendida al ver un reportaje acerca de la pobreza en Sudáfrica. Claro, no es novedad, pero casi, con toda esta fiebre, me había olvidado de las tristes condiciones en las que muchas personas viven, igual que en nuestro país.

 Luego de más de 14 años de abolido el Apartheid, triste política de segregación racial en todos los aspectos : políticos, sociales, económicos, etc., Sudáfrica es un país donde las diferencias todavía se marcan. Se dice que la inversión para este evento llega a los 23 millones de euros. Es una cifra tan grande que de verdad no me puedo imaginar ni cómo gastarla, ni en cuanto tiempo. Imagino que su gobierno ha querido mostrar una cara diferente de su país y atraer el turismo, las inversiones, qué se Yo, y lo comprendo, pero el reportaje que vi, mostraba a la gente arrimada en casas de latones, como si no quisieran que se vea y punto. Me hizo pensar en una tira de Mafalda, del genial dibujante argentino Quino, en la cual Susanita y Mafalda reflexionan sobre la pobreza, checa:

Sudáfrica es algo más que este mundial. Más que ver a Johnny Weissmuller volando de liana en liana por la Selva, o al riquísimo Boy llamando a su monita: “Ungawa, Chita! Anubi!”. Es un país moderno, de gran belleza natural, plenos atardeceres, espectaculares especies animales con un pasado muy rico, once lenguas oficiales (el xhosa y el zulú, entre otras), ocho no oficiales y su música, no lo olvidemos, es madre de la nuestra (me refiero a la música negra) y por lo tanto, parte de nosotros. El que no tiene de inga tiene de mandinga.


En la agitada Sudáfrica de hace unos años, lideraba una minoría blanca a costa de sus propios nativos. El apartheid es algo que debe llenar de vergüenza a muchos y a otros les importará un pepino, pero nunca debería repetirse, en ninguna parte del mundo porque es ofensivo para las personas y rebaja la calidad del ser humano. Resulta increíble que alguna vez este letrero, que prohíbe la entrada a perros en un área exclusiva de blancos, deja abierta la posibilidad de que en otros lugares sí admitan a estos animalitos, pero a los negros no. 


El rostro emblemático de la nueva Sudáfrica es Nelson Mandela , líder del Congreso Nacional Africano, primer presidente democráticamente electo y premio Nobel de la Paz 1993, quien pasó más de 20 años preso en las peores condiciones, hasta que fuera liberado en el año 90.  Él ha sido el principal artífice de
esta Copa del Mundo. "Mandiba" como cariñosamente le llaman sus compatriotas, tiene hoy 92 años y se esperaba su presencia en el estadio Soccer City,(lugar en el cual dió su primer discurso tras ser liberado), sin embargo, la muerte de su biznieta en un accidente , luego de regresar del concierto de inauguración anoche, hizo compresible que esto , finalmente, no se concrete. Y es que la tragedia no le es ajena.


Pero como ya dije, Sudáfrica es mucho más que tristes noticias. Hay mucha belleza que ver allí y mucho por trabajar, también. Yo recuerdo que la Miss World sudafricana siempre era una beldad de ojos azules y pelo rubio, espero que hoy la tendencia haya cambiado, y que se note. Aunque sea en un concurso tonto como ese. Y hablando de tonterías, bueno, la cancioncita de Shakira como ya sabrán, no es de Shakira, sino de un grupo camerunense llamado Golden Sounds, pero sin embargo es mucho más antigua y pertenece al folklor africano ,que con el tiempo ha pasado de boca en boca y tomado diversos significados y se ha enriquecido con las palabras de algunas de sus muchas lenguas . Se dice que es una arenga para los soldados y por allí leo que waka waka significa brilla,brilla, pero realmente es ven, ven. Imagino que mis ancestros de la coló  (tengo de inga y con orgullo, de mandinga, lo presiento) que no nacieron esclavos sino hombres libres,preferirían el primero. Africa brilla y estoy segura que no te será indiferente.

Parque Nacional Krueger
Elefantes en el ocaso (WordPress)


Un pariente de la señora Tigresa del Oriente, el tigre africano.


Vista de la ciudad de Johanesburgo

Ubica a tu familia, jeje. Preciosos niños sudafricanos.
 Las profes de Shakira. Ya quisiera, no? Delegación sudafricana dándole al zapateo. A sacá camote con el pie!

10 jun. 2010

Te rompo tu cadena ♪♫ Arroba♫ ro♪ punto com ♪♫

Yo, como el común de los mortales hoy en día, tengo más de un correo electrónico. El de la chamba, el de Hotmail, el de Gmail, uno que me creé para algo que ya no recuerdo en Yahoo y alguno más por ahí ,cuyo nombre también ha caído en el olvido por qué no lo uso ni para despistar. Es genial como se han simplificado el trabajo y las comunicaciones. Ya no tienes que llamar por teléfono , por ejemplo, a toooodo el mundo para avisarles la próxima reunión de ex – alumnas de tu promo, basta con un mensajito no más o ya no tienes que enviar algunas cartas por que las puedes adjuntar a tu mensaje y así , puedes enviar fotos, archivos completos, lo que se te ocurra, mientras tu servidor aguante. Todo genial, nos comunicamos, nos enteramos y felices y contentos. Pero díganme si hay derecho acaso de llenar tu bandeja de tantos mensajes sentimentalones, alarmistas o fantasiosos que no te quitan más que tiempo y que encima te prometen maldiciones si acaso no eres tan cojuda como para reenviarlos.
 Las famosas “cadenas” son una tortura para mí. La primera que recibí, allá por el año del rey Pepino , al correo de la chamba, me habló de una niña Amy Bruce, de 8 años, que tenía insuficiencia renal y a quien los señores de Hotmail, tan generosos y tan filántropos, donarían $5.00 por cada mail enviado. En serio, casi lloro y reenvié y reenvié como poseída, feliz por ayudar a esta niña (bueno, no tenía tanta malicia entonces como para no creer algo así) y sintiendo que mi contribución cambiaría el mundo. Sí, claro. Diez años después, Amy Bruce sigue teniendo 8 años y “recién” ha enfermado, de lo contrario, no me explico cómo es que sigue viva y despertando tan generosos sentimientos entre los señores usuarios. Es cierto, me lo han reenviado recientemente. Gracias, por nada.
Y claro, es verdad que desde que nos vemos colocados en este mundo cibernético, donde la alta definición es más una cuestión de imagen que de fondo ( a ver si puedes lograr que tu agarre de turno “defina” la relación), donde vivimos más que apresurados por ver qué hay mañana, no nos tomamos el tiempo para ser analíticos y ordenar nuestras ideas (no se lo dejes a tu compu, pues) y hacer conexiones lógicas para darnos cuenta del engaño. ¿No te da cólera que Dalai Lama te haga el mismo test desde hace 5 años? ¿No te frustra que García Márquez, a punto de morir según la cadenita, se haya convertido en tan mal poeta? ¿No te da miedo no reenviar la novena que te hizo rezar tan bonito y que al final te promete 100 años de maldiciones si no se la pasas a otras personas? ¿No te pones desodorante sin antes encomendar tu alma al Señor porque te puede dar cáncer de mama? Ay! Son cientos los correos acerca de los cuales podríamos ironizar, pero el caso es que algunos pueden contener mensajes lindos (para ciertas personas) que provocan compartir con tu gente, con tus patas, pero en serio ¡Qué flojera leerlos tooodos!!! Dime que me quieres, que deseas que sea una mejor persona o lo que hoy se te antoje , en vivo y en directo. Eso me va a ayudar más que tu pps con música de fondo. Te mentiría si te digo que nunca leo. Vamos, si me lo envías Tú, Tú , a quien tanto quiero, voy a llegar a la primera línea, pero no pidas más. No tengo “conciencia social” (la palabra me asusta), no tengo ganas de ser buena, soy una bruja, cara de cuy y como quiero que seas igualita que Yo te copio este interesante enlace Rompecadenas


Rompiendo cadenas es una página argentina que se dedica precisamente a romper tus ilusiones respecto de esto. Una página en la cual caí hace años, cuando llegó el 3er correo “Amy Bruce” y me pareció que la niña había encontrado la Piedra Filosofal con la cual preservó su juventud (dichosa Ella) pero no la salud de sus riñones y seguía en 8. Allí, con un poco de paciencia, puedes encontrar todas las cadenas y reportar alguna nueva.También te puedes informar acerca de lo que es un “HOAX”(bromas , engaños) y de paso descubres que la finalidad de la mayoría no es “ayudar” , sino hacerse de las direcciones para fregar, enviar publicidad o para alimentar el ego de su autor, a costa de tu tiempo y burlándose de tu sensibilidad, rebajándola ante las situaciones reales. Lo curioso es que hay una sección de historias verídicas y solamente son 3. Cosa más grande de la vida, chico.
Date tu vuelta por allí, rompe tu cadena y entérate de otras noticias, que la página es bien variada. Y si estabas por enviarme una cadena más a mi correo, mejor lo piensas porque te juro que armo una con tus peores fotos y me invento una historia sórdida para que circules por allí, por los siglos de los siglos...nooo, ¿Teta asustada? jeje. Rompe tu cadena, no más.

4 jun. 2010

Tú eres mi ídola


A mediados de los ochenta, Yo era fan irremediable de Madonna. Ya me podías ver por allí ,con mis brazos plagados de pulseras plásticas negras y blancas, una vincha de colores hecha de algún trapo que recogí y aretes con piedras de plástico enormes, de los cuales mi papá solía burlarse diciendo que me daría sus zapatos para colgarlos de mis orejas. No te la pierdas: ya tenía mi par de huequitos adicionales hechos por mí, por si acaso ,además, llevaba los rosarios al cuello, que robé de mi mamá (junto con unos guantes de encaje, blasfema pero fashion) , un polo cortísimo (y contadísimo, también) que dejaba ver mis huesos adolescentes y una panza inexistente (¿Por qué la actual, por más que hago, se niega a desaparecer???, bú), además de lo que hoy serían unos leggins cortos y negros, y encima una falda .No es de extrañar que mi madre no me dejara salir si lucía más o menos así:


Así ,que del estilo y en simultáneo, pasé a las canciones, y de eso ,a coleccionar “cosas” con la cara de Madonna y a tener un poster grandote en mi habitación. Uno que no he vuelto a ver pero que lograba arrancar más de un suspiro a mi todavía galán abuelito. Recuerdo que cada que lo miraba sonreía mañosón y le murmuraba algo que Yo no lograba entender. Mejor, así no quedé traumada con el tema. Yo me aprendí todas las letras de sus canciones: Borderline, Lucky star, Material girl y claro, la archiconocida Like a virgin, que cantaba bien segura Yo porque era muy señorita y muy virgin, sin saber que se refería exactamente a lo contrario. Y luego la ignorancia es atrevida! Hoy en día , creo que Madonna ha sido para mi generación, lo que Lady Gaga es para las generaciones actuales. Y supongo, que al igual que a mí un día se me pasó la fiebre, la gagamanía también tendrá su tiempo y de eso quedará el recuerdo.

A mi hermana nunca le dio la fiebre madonnesca. Yo no entiendo bien por qué si Ella tenía como 17. Creo que la música que escuchó de niña la marcó más. Hasta ahora, cuando hacemos karaoke nos canta Puerto Montt, Santiago querido y Un velero llamado Libertad. Ritmo Romántica, Ella, aunque tiene su onda de rock. En todo lo demás ,Yo quería ser como Ella. Es cierto, aunque Ella no se daba cuenta. Menos en estudiar, pero eso porque la niña era la número uno en el ranking escolar, la más mas, la top ten, la Billboard de la familia y a mí me daba flojera tratar de superar lo insuperable. Y sí, durante muchos años estuve resentida por eso. Y sí, por mucho tiempo me puse límites a causa de su talento. Pero siempre supe (y en el fondo de todo, entonces, también lo sabía) que no podría haber tenido hermana mejor . Ha sido un ejemplo para mi .De Ella he aprendido que con empeño consigues las cosas y que si no sabes algo, siempre puedes aprender. Cuando he tenido miedo de dar algún paso importante, cambiar de chamba por ejemplo, Ella me ha alentado: “No importa, China, Tú mándate no más, lo que no sabes, di que sí y después aprendes pues”. Un consejo bien pendejo, atrevido e imprudente que seguí al pie de la letra y hasta hoy me ha dado buenos resultados.

Siempre he admirado su sentido comercial. Ya conté que alguna vez soñó con ser mi mánager, en la época en que Yo , bien chiquitita, hacía monadas y cosas de esas que los adultos te celebran tanto, que cuando eres grande y las cuentan, te avergüenzas toda y no sabes a dónde meterte. En fin, el caso es que la oposición materna frustró mi “carrera artística” y constituyó un primer fracaso empresarial para mi hermana. No se dio por vencida. Cuando se pusieron de moda los Menudo, Ella que moría por su álbum de figuritas, no tuvo mejor idea que preparar marcianos para vender en casa y así conseguir el dinero para financiarlo. Preparar Ella no, sino mi mamá, pero daba lo mismo porque era una empresa que podía contar con su bendición y amén. Entonces, la palabra marketing era totalmente desconocida y Yo creo que Ella bien pudo sentar las bases pues no tuvo mejor idea que utilizar a su pequeña hermana, ósea Yo, como anzuelo para las ventas. Me dijo :” Tú sales con un marciano, te lo vas comiendo y le provocas a todos lo chiquitos del barrio. Cuando te pregunten quién vende, le dices que Yo. No te cobro el que te comes”. Así que ya me podías ver, hecha toda una vampiresa del marciano de fresa con leche, provocando a todos los niños que corrían a comprar, previa picada de plata a sus mamás. Hubieron días en los que no me daba la gana de salir a “trabajar” porque estaba entretenida viendo la tv o porque andaba inventado alguna historia para distraer mi mente, entonces, Ella apelaba a mi codicia con esto : “Mira, el álbum va a ser para las dos, así que me tienes que ayudar, ya?” y como Yo (bien misia) nunca había tenido un álbum de nada y, más que eso, me sentía emocionada por la idea de compartir algo con mi inalcanzable hermana, dejaba todo por marquetear para Ella. Así fue hasta que la mamá de Carlitos Lara, nuestro principal cliente, se cansó del forado en el bolsillo de su delantal y decidió hacerle sus propios marcianos a ese chiquito tan goloso, pero ya para entonces alcanzaba hasta para el álbum de Parchís. Jojolete.

Dicen que lo que eres de pequeña determina cómo serás de grande, pues bien, Ella es hoy una chica muy proactiva. Todo el santo día tiene algo que hacer. Es una ráfaga. Va de aquí para allá y siempre está en contra del reloj como la liebre en Alicia en el país de las maravillas. Cuando me deja plantada Yo me siento como la Reina de corazones y hasta he tenido ganas de decapitarla pero es mi única hermana y la verdad, la quiero con toda el alma, porque siempre consigue hacerme reír y llorar con sus cosas. Creo que la veo como a una mamá. Debe ser porque se tomó muy en serio su papel de hermana mayor. Hasta hace unos años, se le daba por agarrarme de la mano para cruzar una pista. Agarrarme es casi un eufemismo, Ella me jalaba, prácticamente me hacía cruzar como si fuera una niñita “Ay, sorry! Es la costumbre, jeje” me dijo.

Alguna vez, cuando tocaba comprar mi regalo de Navidad (a nosotros no nos contaron la de Papá Noel) y Yo quería una Barbie, me llevó a Escala en su búsqueda, pero la bendita muñeca ya estaba agotada. Entonces se le ocurrió una idea muy brillante . “China,¿qué tal si te compramos esta otra muñeca, que no es Barbie pero está bien parecida, y con lo que queda de plata compramos este juego de té bien bonito?” pero como que esa Barbie bamba no tenía casi nada de la original, salvo la forma o como que Yo estaba tan ilusionada con tener una como todas mis amigas, no quise. “ No seas tonta, me dijo, así ya no vas a tener un solo regalo en Navidad, sino dos. ¿Qué te parece?”…otra vez apelando a mi codicia! ... ante la contundencia, acepté. Veinte años después, Yo seguía contando esa anécdota y sufriendo un poco, secretamente, porque nunca tuve mi Barbie de verdad, hasta que cierto día, Ella se apareció con un regalo para mí. Yo esperaba que fuese cualquier cosa, no sé, una cartera, una caja con chocolates, o qué se Yo : era una Barbie. Una Barbie para resarcir mi frustración de la niñéz. ¿Se puede querer más a una hermana?

En el 2004, en uno de los ingresos de mi papá a la clínica, estábamos C., mi hermana y Yo viendo la TV en su habitación, acompañándole, cuando pasaron un reportaje sobre Madonna. C. que conocía esa historia de mi infancia con Madonna, me dijo: “Allí está tu ídola, no?”, Yo le dije : “Nooo, Ella no es mi ídola". Él insistía, "Sí, Tú me has dicho, no te hagas" y Yo bien asada, negando a Madonna como Pedro con Cristo: "¡No te pases, no tanto! "y Él , dale con insistir. Apelando a una autoridad mayor, que me conociera de toda la vida dije : "¿Hermana, no es cierto que Madonna no es mi ídola?” y Ella respondió : “Claro que noooo! Tu ídola soy Yo! “.