31 may. 2010

Sexo (sin fútbol) en la ciudad

Por todas partes ando escuchando la canción del Mundial, a Shakira con el waka-waka (ay, Dios! qué pegajosa!) y voy a tener la TV vetada para ver cualquier cosa menos fútbol. No es que no provoque ver a los mejores del mundo pateando su baloncito, pero... esto no es España 82 y es lo que más rabia me da. En fín, como alternativa (para mi, claro) y en lugar de irme al 2 x 1 que nos sugiere una sexista y torpe propaganda de chela (¿qué más podía ser? es que es taaaan intelectual la cerveza, no?) y reventar las tarjetas como si estuviera calata (¿Tú tampoco tienen nada que ponerte?)en pleno invierno, mejor enfilo mis baterias hacia otra cosa, mariposa y ya que faltan muy pocos días para el estreno de la segunda película de mi serie favorita: Sexo en la ciudad, me bajé este afiche de la Web. Genial, no? Ay, no sé porqué le veo forma de cerebro a esa pelota, jeje. Por estas fechas, mi marido me quiere matar, según Él, porque ando por millonésima vez, viendo mis capítulos favoritos de esta serie "¿Otra vez?, ¿no te cansas?". No y Tú,bien que te diviertes.Falso genérico.

Aunque, la primera película no tuvo el encanto de la serie original, y según he podido averiguar, la crítica ha sido despiadada con esta última entrega (literal : han dicho que apesta), no puedo dejar de preguntarme ;y emulo con estas palabras a su protagonista, en porqué insisto en verla si ya sé que la historia después de la historia (ósea después del final de la serie) , en donde se responden a todas tus interrogantes, en donde puedes ver que fue después del “…y vivieron felices por siempre” , generalmente, no colma mis expectativas, ¿tengo un porqué? Yo creo que la respuesta la he tenido desde siempre. Es decir, desde que Carrie Bradshaw entró en mi vida, allá por el año 2000.
Resulta, que una noche, una soltera aburrida, atrapada en su juventud parrandera (Oh, sí! Que cárcel!), llegaba a su casa luego de salir con sus geniales amigas, también solteras (o al menos con vida de solteras); con algunas copas de más(bueno,muchas), luego de haber por ahí flirteado con algún chico (bueno,muchos); muy maquillada, muy bien vestida(siempre, já!), con unos tacos enormes, porque era (y todavía es) una enana y se me empeñaba en disimularlo. En fin, esa soltera, ósea Yo, entró a su habitación, encendió la tv sin importar el canal en el que estuviese, y mientras se quitaba el maquillaje, pudo ver a otra soltera que escribía en su laptop acerca del amor, la amistad, el sexo y las relaciones.¿Alguien dijo identificada?
Era la historia de una chica base 3, que llegó a Nueva York con la ilusión de ser escritora y por ahí, acaso, encontrar al señor perfecto, al único, the one, ósea el señor Big. Tenía 3 amigas: Charlotte, directora de una galería de arte, era la ingenua; Samantha, publirrelacionista, la liberal; Miranda, socia de una importante firma de abogados, la cínica, mientras, que Ella Carrie, la heroína escritora de una columna en un diario local, era la sentimental, la que mete la pata en el amor, pero siempre cree.

Cada día, se reunían en algún lugar de Manhattan, se tomaban unos Cosmopolitan y se contaban sus aventuras, penas, triunfos y desengaños. Todo esto en un marco de glamur, moda y la excitante Nueva York, la ciudad que nunca duerme. Todas vimos en Carrie, Miranda, Samantha y Charlotte a mujeres modernas, del nuevo milenio,divertidas,sexuales, seguras, inseguras, locas, estresadas, liberadas, conflictivas, dependientes, obsesivas, inteligentes, pero sobre todo : amigas. Las acompañé a lo largo de seis temporadas en las cuales Charlotte encuentra a su príncipe azul, se casa con Él y descubre que el matrimonio no era el cuento de hadas que imaginó, se divorcia y se enamora de Harry, su abogado, judío, peladito y feo, pero buena gente, totalmente fuera de su estereotipo. Miranda, luego de muchos novios y aventuras, tiene un hijo que no buscó con su ex novio de una bola (Steve tuvo cáncer a un testículo) para, finalmente y luego de renegar de las cursilerías del amor, casarse con Él. Samantha, se levantó a todo lo que tuviera pantalones (Me encanta esa mujer!), se hizo lesbiana (Sonia Braga era su novia brasilera) por unos cuantos capítulos y regresó a las andadas hasta enamorarse, cual Demi Moore, del chibolo Smith quien la acompañó cuando enfermó de cáncer. Sufrí la primera vez que el señor Big ,bien canalla, dejó a Carrie,y más, cuando la volvió a dejar para casarse con Natasha (la mujer de 5’10’’), y creo que lloré (siempre lloro) cuando el bellísimo Aidan,el novio perfecto, termina con Ella porque le fue infiel con el señor Big (siempre ese maldito), y luego cuando volvieron y la muy burra lo dejó. Finalmente, y luego de muchas idas y venidas, novios y terapia incluida, Carrie se queda con Big, ya regenerado…en París...

Escribo esto y no sé por qué me vienen un montón de caras conocidas a la cabeza. Las caras de casi todas mis amigas. Tengo mis Carries y muchas Samathas( a estas sí que las amo maaaaal, ósea un huevo), cantidad enorme de Charlottes ,porque generalmente me simpatizan las chicas fresitas, y Mirandas ,creo que no ,porque la neurótica y quejumbrosa suelo ser Yo. ¿Quién no ha tenido o tiene, en diferentes etapas de la vida, un grupo de amigas con las cuales sales a pasear, conversar, tonear, rajar,vas de shopping, les cuentas tus penas, lloras y chupas hasta, por ejemplo, sentirte morir, de amor o de rabia? Yo creo que en esto reside el encanto de la historia. Más allá de los zapatos Jimmy Choo o Manolo Blanik, los trajes Chanel ,los bolsos Gucci de Carrie, su maravilloso walking closet y toda su moda imposible, Ella y sus amigas reflejan nuestras aspiraciones, encantos y desencantos pero también los lazos de la amistad incondicional.

Quien diga que las amigas no son el mayor soporte emocional de una chica, miente. En uno de mis capítulos favoritos, el del cumpleaños n° 35 de Carrie, luego de un día terrible, Ella se sentía emocionalmente mal, sola, sin un hombre que la quiera, sin una maldita alma gemela, pero sus amigas están allí, a su lado, entonces llega a la conclusión que tal vez sus amigas son sus almas gemelas y los hombres solamente unos geniales sujetos con quienes salir y divertirse. Y si tengo que rescatar algo de la primera película es precisamente eso: la amistad que perdura. En la película 1, en la 2 ...¿habrá 3?...¿Ancianas y sexo en la ciudad? ... no suena mal, jeje, pero creo que la idea no es esa.
No voy al estreno, que de hecho será con alfombra roja y todo (Vivis, Tilsas y demás gentita de Chollywood) y hasta preventa hay porque me ha llegado el cherry al correo. Detesto las colas enormes y mis pies me lo van a agradecer, pero sí pienso en ir a ver esta película pronto, pronto. Me hubiera gustado hacerlo con mis “chicas sex and the city” pero las tengo diseminadas por el mundo (Saludos, Camiuch!), así que me llevo a mi querido y paciente esposo que se hace el que no. Y que muera el fútbol.
Esta vez, nos tocará ver la boda de Anthony con Stanford, los encantadores amigos gays que se detestaron en todas las temporadas y, que gracias a la película, terminaron en chape. Ahora la continúan, con boda y las chicas hace un viaje a Medio Oriente, nada menos. También reaparece Aidan (suspirooooo) y le mueve el tapete a Carrie que anda medio conflictuada (¿cuándo no?) en su rol de señora Big. En fin, vamos a ver cómo nos va en esta nueva aventura con el closet de Carrie, esperadísimo por nosotras las fans de la serie, y mis neoyorkinas favoritas.

26 may. 2010

Ya está aquí...

Hoy, el día amaneció más frío que nunca. Algunas personas detestan el otoño.Yo lo amo. Aunque Lima tenga el cielo color panza de burro; la humedad traspase mis botines y congele mis pezuñitas;los atchises no me dejen en paz y amenacen con terminar mi pedacito de nariz; y  me de flojera levantarme de mi cama, estoy contenta de que haya vuelto el otoño. Tanto sol y tanto día indeciso me tenían de igual humor, con las ganas muy bajas, sueño, aburrimiento. Son hermosos los días de sol, pero no se llevan todo el encanto. Te convenzo : mira y piensa si no sería lindo estar en un sitio como este, en pleno otoño .
Central Park - Nueva York
Ahora, si lo que Tú quieres es hacer algo y piensas que por el frío no puedes,¿ porqué no aprovechas y sales por ahí?
Desayuna con tus mejores amigas...
Ponte algo abrigador y colorido...


Echa a volar unos globos y regálale alegría al mar...

Toma ese cafecito con leche en la taza de la abuela...aaaaaaahhhhhh!!!!

Pasea a tu mejor amigo en la bici (ponle su capita de Supercan , please)

Disfruta de las hojas que caen, y caen, y caen...

Haz como Tita (Como agua para chocolate) , tu propia colcha de patchwork, para matar el frío que pudiera haber en tu corazón...

Visita el Cusco en tus vacaciones. Oh, yeah!

o  Río, y ve la ciudad desde el Redentor...

o  París ¿porqué no? (recuerda:"Siempre nos queda París" Casablanca)

¿Y si apapachamos estos conejitos? Calorrrrr

O calentarte en los brazos de la persona amada...

 y por ahí , buscar un arcoiris...(en Cajamarca, por ejemplo)

Ah! Como no concibo la vida sin música, escuchar a Michael Bublé es prioridad. Call me irresponsable!

Busca un refugio o sal, pero nunca dejes de disfrutar de la vida y si tienes compañía, mucho mejor...



Yo quiero uno de estos...

25 may. 2010

Somos cómplices las dos

A mediados de los ochenta, Yo tenía algo de 12 años. Inconstante como soy, la fiebre de Thriller ya me había pasado. Estaba lista y preparada , para lo que sería el boom del rock en castellano, como se les dio por llamar a ese fenómeno ochentero, que nos dio a una de las mejores bandas de todos los tiempos: Soda Stereo. Debo aclarar, que siempre fui una niña muy precoz. Agrandada hasta la pared de enfrente. No sé bien porqué. A veces creo que se debe a que siempre que intentaba meter mi cuchara entre los adultos, señora Madre me decía: “Cállese. Cuando hablan los mayores, los niños no intervienen”. Luego, venían mis argumentaciones: “Pero es que Yo…” y vaya para adentro, fin del asunto. Frustrada y picona me quedaba y es que muy democrática, señora Madre, no era. Por lo demás, nuestro hogar tampoco era un Estado independiente, así que todavía no habían llegado las ideas liberales. El caso es que, mientras mis primas de la misma edad andaban despidiendo su infancia (fiesta infantil con payaso incluido), Yo me encerraba en la cocina de mi casa (así soy de rara, qué te puedo decir?) con la radio de la abuela y mis canciones a todo volumen . Porque Yo : “Te prefiero fuera de foco, inalcansableeee…”o también ,y como en ese entonces era :” Laikavergin(hey!) ,tach for da very ferstaaaim” . Bueno, no tan literal, pero así fue mi mundo.

Eran las épocas del colegio y mí recién estrenada secundaria. Allí, en los salones de los “grandes” no faltaba quien llevase una radio para el recreo, casete grabado con tus éxitos favoritos, permiso para hacer un poquito de bulla y viernes en que justo en mi aula faltaba la profesora de inglés (uuuy , qué penaaaa XP) . Listo todo para aprender la nueva canción de Soda. Entonces, despacio, tímidos, algunos nos atrevíamos a acercarnos a Ellos. Y tal vez porque no estorbábamos o porque éramos “chiquitos” y les recordábamos a algún hermanito o primito por ahí, nos dejaban quedar. Así es que tuve mis primeros amigos “grandes”. Entre Soda, Prisioneros, GIT y también, Hombres G. Ese año, firmé mis primeras camisas de promo a mis amigos de 5to. como recuerdo e “inmortalicé” con plumón negro, mi firma junto a la lengua de Mick Jagger.

Mis hermanos mayores tampoco eran inmunes a la sodamanía. Yo recuerdo que con mi hermano, hoy casi cura, nos loqueábamos con su música. Nos movíamos como epilépticos al ritmo de “Te hacen falta vitaminas” ,que nos quedaba autobiográfica para el par de esqueletos que éramos. O también :“Mi novia tiene bíceps, ojo con lo que le dices…” esa era su favorita creo Yo, porque la letra le daba risa. Quién iba a creer que ahora su novia ya no tiene bíceps, y a cambio le va a dar una sotana: va a casarse con la Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Pero ese es otro rollo.

A mi Soda me marcó en varios sentidos. Significó el inicio de la adolescencia, nuevos amigos y el gran descubrimiento del rock. Hasta entonces, Yo había crecido escuchando ABBA, Tina Charles, Bee Gees, Jackson Five, Donna Summer, Carpenters y, gracias a unos dibujitos animados, era y soy re fan de los Beatles, que están en otra onda pero siempre los escuchaba ya que , hoy como entonces, no hay día en que no toquen una canción suya en la radio. También llegué a David Bowie, Blondie, Stewart y claro, infaltables Michael, Madonna y Cyndi. Entonces, el rock en castellano significó una nueva forma de expresión para los jóvenes latinos ochenteros y para las niñas agrandadas como Yo, también. Quería ese cabello de Gustavo Cerati para mí, esas cara de malo de Zeta y el look de pankeke de Charly Alberti. Por primera vez, me interesé en ir a un concierto, aunque sin mucho éxito. ¿Cómo ir al concierto de Soda en el Coliseo Amauta si tenía apenas 13? Tuve que conformarme con escuchar mi radio no más.

Un día se corrió la voz, de que unas bandas del barrio tocarían en el patio de la Parroquia (la misma en donde hice la comunión), puras canciones de Soda y otras bandas de rockas ósea, rock en castellano. Ya por ahí empezaba la costumbre de abreviarlo todo ( alguien dijo MALI por Museo de Arte de Lima?).El caso es que Mechita, amiga y compinche desde primaria, se inventó una buena historia, que contamos en nuestras casas para poder escaparnos al concierto en la Parroquia, que por supuesto, era gratis. Como empezaba a las 7pm, por el toque de queda, la fuga se planeó para las 4. Yo usaba una chompita azulina, mangas de murciélago, pantalón bombacho (hoy sería estilo harén) y blusita blanca que no engañaba a nadie, acerca de mi edad, con esos bobos en el cuello. Ella, con su pantalón enrollado, tirantes azules, camisa de hombre a cuadros (lo que hoy sería boyfriend look, pero con ropa de tu viejo) y pintarrajeada como una Debbie Harry. Así vestidas, dos chicas de 13 jugando a ser grandes, se encaminaron a su primer concierto de rock. Dimos unas vueltas por ahí, mi amiga encendió un cigarro y Yo la acompañé. Aclaro: me ahogué con Ella porque no sabíamos fumar. En fin, para no hacerla larga, llegamos al concierto, en primera fila y a nuestro lado todos los chicos y chicas “grandes” de los alrededores: la sex symbol, la chica más linda, la más fea, la más chismosa, la interesada, el chico más malo, el de la moto, el que se chapaba a todas, el feo pero buena gente, el que tenía plata, el que no, etc., todos, todos, estaban allí y a nuestro lado. ¿Qué grupo tocaba? Ni recuerdo. Algo de “Gusanos Babosónicos” o “Gusanos Mecánicos”, sepa una. Pero arrancó con canciones de Soda y todos se volvieron locos. Saltaban, saltábamos, cantaban, cantábamos, gritaban, gritábamos y así estuvimos hasta que empezaron a apretujarnos. Mechita estaba en la gloria porque a nuestro lado estaba el chico malo de la moto que se chapaba a todas, con sus 22 años mozos. A Ella le gustaba y a todas también. A mí me daba igual porque tenía cara de fumón y era medio chato (una enana no se fija en los de su especie, sobrada Yo jeje), pero como dije: todas morían por Él y por su moto y mi amiga de 12 años no era la excepción. Una hora después, Yo tenía bien claros cinco cosas: 1)  me faltaba el aire,2) me moría de calor, 3) eran casi las 9 de la noche, 4) los Gusanos estos no eran Soda y 5)Señora Madre pondría en peligro mi vida, si acaso daban las 10 y Yo no estaba en casa. Pero Mechita nada de irse por estar pegada al chico malo. Tanto fregué para irnos o tanta sería la euforia de la gente que no logró ir al concierto de Soda que nos aplastaba más y más, que Dios se apiadó de mí. Chico malo volteó, nos miró y dijo: “Chibolas, regresen el año 2000”. “Gracias, Fumón” se me escapó y Mechita me sacó volando de un brazo.
Juro que no me habló hasta que llegaron los exámenes (una semana, creo) y tardó algo más en perdonarme por casi destruir su reputación (¿?) ante “todos los grandes”. Pero si bien este incidente no melló nuestra amistad, sí lo hizo el cambio de colegio, de épocas y costumbres. Nos separamos y nos volvimos extrañas. Ya no compartíamos el sueño aquel de: “Cuando seamos mayores, y nos volvamos ejecutivas, nos escapamos a la Argentina a conocer a los Soda “como Ella decía. “No te pases, Meche, Yo no quiero ir siendo vieja, la cosa es ir ahorita, ahorita y no cuando tenga ventitantos. Ya no me van a gustar” le explicaba recontra asada. Ella, molesta por mi falta de optimismo, entornaba los ojos y contestaba:” Ay, China, eres una mongola ¿de dónde vamos a sacar la plata, ahorita? Además, Soda te tiene que gustar toda la vida” Stop, alto, fin de la conversa ante la contundente verdad.

Hoy en día me sigue gustando Soda. Bueno, Meche no se equivocó, aunque todo es diferente porque ya no tengo 13 y Ella tampoco está en este mundo. Siempre hay algo que no me deja olvidarlos, tanto a Soda como a Mechita que murió en el 97, atropellada por una combi. Ella durmió al calor de la tarde. Dime si no es una muerte absurda.Cuando estoy a punto de regalar mi CD de los Soda, o cuando ya no quiero considerarlos (a ambos) en los recuerdos de mi niñez, algo pasa que me hace retroceder y pensar en lo que fue aquellos tiempos.Y aunque, no es por causa de mi inconstancia que Meche tuvo tan triste final, ni que Cerati está mal en Venezuela, me duele pensar que tal como ocurrió con nuestra adolescencia, Soda pueda tener un final. Ese final. Espero, que igual que Yo sobreviví a los dolores de crecer( dura experiencia que no quiero repetir), con todo y mis rollos existenciales; y con la misma resistencia con que mi pequeña amiga se niega a abandonar mis sueños; así, así, Cerati se recupere y venga de gira otra vez por Lima. Y ya que en el 2007 no pude, estoy segura ( y rezo,off course) que esta vez sí lo veré volver.

20 may. 2010

Hermosa y hambrienta


En el 2009 , con el título de “Hungry”(Hambre) , la modelo  Crystal Renn contó su experiencia : el cómo llegó a tener un cuerpo de poco más de 40 kilos en su 1.75 cms.de estatura y habló de la dieta de  Coca Cola light, que se obligaba a mantener,en la obsesión por el cuerpo perfecto. Aquel que le demandaba la industria de la moda, en la cual Ella, con sólo 14 años, quería ser un éxito. Sin embargo, Crystal no se sentía feliz pues no llegaba a la ansiada talla cero. El cabello se le empezó a caer, enfermó y se odiaba a sí misma. Entonces, entró en terapia, ganó peso y parte de su “exorcismo” fue escribir este libro. Pasó de ser así:

A ser así :

Entonces, lejos de que la industria de la moda le cerrara las puertas, Crystal vio florecer su carrera y regresó a las pasarelas con fuerza. Desfiló para Jean Paul Gaultier, Elena Miró y otros diseñadores importantes y su historia dio la vuelta al mundo.


De pronto, la tendencia por cuidar la salud de las modelos y no preferirlas en los huesos se hizo sentir y es, en parte ,gracias a Ella .Por que la belleza de esta chica se ha visto favorecida con su aumento de medidas. Y si no crees, mírala aquí, como voluptuosa diosa griega (Mao Mag No.6). Ya quisiera Yo. Linda ¿verdad?


Lo que no puedo entender es esa manía de llamarla modelo “plus size” o de “talla grande”, cuando es una chica con un cuerpo normal (96-82-106) para su estatura. Es más, se dice que realmente lo que hacen los medios es redondear un poco más su figura. Cierto o no, lo que queda claro es que la chica barbie, ultra flaca, que solo come lechuga no es normal, ni saludable y mucho menos, agradable. No es lo que vemos en el día a día. ¿Porqué nos empeñamos en seguir creyendo que la única belleza es la que nos muestra las revistas? No sé , Yo salgo por la calle y veo chicas muy lindas. Morochas, altas, chatas, flacas gordas, castañas, pelinegras, con rollos, con llantas, sin rollos, etc. Y algunas me parecen preciosas, otras no tanto, pero esa es mi perspectiva.
Le damos a los medios el poder de decidir qué es, o no, bonito. Aquí lo declaro: Yo amo la moda pero soy consciente que es una industria y como tal, impone tendencias, usos y costumbres para vendernos una fantasía. Ya es bastante difícil intentar ser normal (y muchas veces no lograrlo) entre tantas personas locas.Eso de auto sabotear nuestra propia belleza creyendo el cuento de que hay que parecer modelo para ser aceptada en el mundo,ya no va. Compararnos con Ellas y sentir qué lejos estamos de tener sus brazos delgados, sus pancitas planas, esas caderas de niña y mirarte al espejo y odiarte, odiarte tanto hasta correr al baño para devolver todo lo que te comiste, no va. Y no sé si alguna vez te lo has planteado pero, en algún punto de mi vida, descubrí que había una débil línea entre una dañada autoestima y la bulimia y decidí que eso tampoco va.
Lo gracioso es que, nos sentimos mal por no lucir como personas enfermas, por no morir de hambre y hasta creemos que nada nos queda bien. Esto dice Crystal al respecto :"Es simplemente bizarro que ´normal´ es el nuevo sobrepeso.Hemos visto que mujeres súper escuálidas pueden ser tan infelices como la chica más gorda. Sabemos cuán horrible es obsesionarse con cada caloría. Hemos optado simplemente por no volvernos locas".Ahora, mira de nuevo y aprende que tener curvas es bello. Jojolete.


Y no dejes de mirar

Acá , posando para Vogue
No te pierdas esta en bikini
Ojo, que no digo que es genial engordar y engordar hasta que solamente te quede una carpa como vestido. Ahora no te vayas y te empujes tu tacu- tacu, con tu huevo frito y lomo saltado para que empieces a lucir como la Renn. Tampoco, tampoco. Pero los extremos son malos, ya lo sabes.Es una cuestión de salud el cuidar lo que comes, pero eso no implica que te mates por ser lo que no eres. El espejo no miente y si por alguna razón, hoy no te gustó lo que viste, vuelve a mirar bien y encuentra a la reina, la top de tops, la regia que eres Tú. Porque, después de todo, si Crystal pudo encontrarla ¿Por qué Tú no?

Ojalá pueda conseguir este libro. Sé que a muchos les puede parecer tonto leer este tipo de literatura, pero Yo creo que sí hay mucho que aprender de esta experiencia. No será Nietzche, ni Proust, pero hay mucha vida en este testimonio.De chica leí algunos de esos libros juveniles, tipo Sara T. o Pregúntale a Alicia y creo que, lejos de hacerme daño, me ayudaron a tener un panorama más claro de lo que Yo quería para mi.  Hoy que veo tanta chibola en los huesos, me gustaría que mis hijas o mis sobrinas pudieran leer algo como "Hungry". Te dejo con un par de fotos más de la Renn y dos citas interesantes.
"Estoy peleando por algo.Creo que la moda puede ser un lugar donde exista la diversidad. Esto no va a suceder de la noche a la mañana, pero ¿Tú lo deseas?"

“Soy una mujer con curvas y eso no se puede obviar. Las chicas tienen que ser capaces de mirarme y pensar ‘Es guapa. Yo podría ser como ella’”.

19 may. 2010

Lookea ya!

Estos días son muy complicados para mi. Impuestos, correos por responder, llamadas que hacer,papeles por revisar...me pregunto ¿porqué la semana se hace taaaaan larga? Pero, en fin, ya estamos a la mitad y como no se puede parar esta combi, caballera no más : pase usted adelante, señor Jueves, porque quiero chepi!!!
A lo que iba. Hace algún tiempo, en uno de los blogs de moda que sigo (Monita de Seda) descubrí a Looklet, una página en la que puedes jugar a crear todas las combinaciones posibles con prendas de diseñador. Ósea ,te puedes alucinar toda una stylist y como ya agarré vicio ;y estoy un poco cansada de ver looks para todas menos para las chicas clásicas como Yo que dejamos hace rato los 20, que más bien nos hallamos en la ruta de los 30, camina y camina, rondando y hasta pasando la base 4, por qué no?, se me ocurrió armar unos looks como para la oficina, alguna salida informal con tus amigas, por ahí el cóctel en la casa de Pepik Rockefeller II (nada menos, jojolete) o anything. Estas son mis propuestas. No han sido un ralle total, no, pero me han dado muchas ideas.Te dejo con mi "experiencia piloto". Espero te sirva, muchachita del ayer, joven aún.

Se me ocurre que este lo tienes que usar sí o sí con algo que te abrigue, por ahí alguna pashmina, porque ya hace friecito.
Me gusta la combinación del rojo con el gris y el negro. La falda tulipán está totalmente inn. He visto unas lindas en Marquis.
Sigo con mis looks de tía que me encantan. El bolso es el detalle que añade color.
 El color azul enciende cualquier look aburrido.

El animal print es un must have de temporada. He repetido algunos accesorios. Es que se me dió por alucinar que era ropa mía y quise ver la manera de combinarla o ¿será una premonición? jeje
Y que tal que llegó el cóctel donde tu amiga Pepik? Regia , te vas con ese clutch morado que lo es todo.
Otra versión de animal print. El bolso de Jimmy Choo es súper lindo y refresca el look.
Si el viernes te quieres ir al cine con tu galán o por ahí con tus amigas, de la ofi no más,para qué te vas a cambiar? Total, es viernes casual.
Sábado : cómoda,abrigada y feliz, por la mañana...
y más felíz, pero super sexy por la noche. Si no te gusta o no quieres enseñar tus rollitos, cambias el top por un body detalles de pedrería. Yo quise ser osada. Total, es mi fantasía.